sábado, abril 28, 2012

Sujeto

Llevaba semanas buscando una expresión adecuada y sonora para describir a esa recua de indocumentados que dicen gobernarnos, a esos mentecatos con ínfulas fascistoides en lo social y sin rumbo lógico pero sí ideológico en lo económico, a esos paremecios mentales que desde púlpitos, altares y juzgados esputan ácido apestoso; y por fin la he encontrado: CÁFILA DE ORATES.

Sé que un hijos de puta sería más rápido y contundente, pero ya Cervantes decía que hideputa ni insulta ni ná de ná. Qué menos que ante tal rebuzno dañino, ante tal despropósito gubernativo, usemos el diccionario para defendernos; y si es el de tapa dura mejor, que esta gente tiene la cabeza bien forrada de serrín.

Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.