domingo, junio 06, 2010

Encefalitis Japonesa

Andaba yo intentando vacunarme, como cualquier persona de bien, de la encefalitis japonesa, cuando el señor que hacía cruces en mi papel lo dijo: Las tasas se abonan en el piso de arriba en efectivo, en efectivo, en efectivo. De nada sirvieron mis lamentos, mis lloros o que simulase tener un espasmo debido a la encefalitis japonesa de la aún no me habían protegido: Tenía que recorrer el páramo copamérico para sacar dinero en efectivo. Eso me dio tiempo a pensar, que al mediodía a pleno sol y esperando a ser agujereado es como mejor se hace.

Mi cara de pensar

¿Por qué no aceptan tarjeta para ningún trámite burocrático? La Guardia Civil ahora sí que lo hace, pero la Guardia Civil es la institución mejor valorada de España. El gobierno no paga a los funcionarios en efectivo, ni paga con bolsas de basura llenas de billetes de 500 el dinero del FROB. En realidad, la verdad, que resulta evidente en momentos de lucidez, es que un funcionario peleándose con un lector de tarjetas haría que la medida de bajarles el sueldo fuese aún más popular y destruiría a la Administración desde dentro. El efecto aniquilador del orden establecido sería equivalente al de volver a convertir a los jueces en uno de los poderes del estado, algo que dejaron de ser en cuanto empezaron a hacer huelgas. Imaginen que unos señores que se creen y se saben intocables, cuyos puestos de poder se reparten entre los cuatro del colectivo metidos en alguna asociación, brazos armados de partidos políticos que controlan tanto el ejecutivo como el legislativo, fuesen poder judicial. Vamos onvre, sería la debacle. Gracias a Dios, saben que no son más que curritos como otro cualquiera, sin privilegios, y por tanto capacitados están para huelguear y para no pretender ser el justiciero poder.


Yo soy la justicia
Claro que eso lleva a otras cuestiones. El constitucional en teoría no es parte del poder judicial, pero lleva en encefalopática huelga de facto desde hace un tiempo. Y menos mal que esos señores elegidos por los partidos que defienden una constitución para la que nunca hubo alternativa (bueno, sí, el abismo) nos protegen de lo que el populacho soberano elige. Ande iríamos a parar si no ¿a dejar la soberanía en manos de turbamultas de ruidosos iletrados? ¿A tachar de prevaricadores a los que ratifican condenas a muertos sin denuncia de por medio? ¿y luego qué? ¿no pagarle las vacaciones a los cresos próceres que detentan buena parte de la soberanía de Banania?

Esto habría sido más barato...

Menos mal que caminar al sol para pagar tasas encefalopatíticas hacen que uno piense con claridad.

Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.