miércoles, abril 08, 2009

Minipostal Intrascendente con dos días de retraso

Primera parte de La Coronación del Rey Jorge II, de Haendel


Compungido hasta extremos inmensurables, debo abandonar los principios de la claridad postal que suelen caracterizar este bloj para hablar sobre la drojan y las putas.

El clásico post, que en todo bloj se hace al menos una vez, para posicionarse en uno u otro sentido. Si a alguien le interesa la formalización del asunto, Becker tiene publicado un libro bastante interesante (y aquí un artículo también interesantísimo), y con un manual básico de micro (la parte de micro del consumidor) y algo de teoría de juegos puede formalizarlo seguramente mejor de lo que yo lo he hecho en los márgenes de mis apuntes.

Punto 1: En forma de polipripileno
Algunos estupefacientes (Farlopa, cannabis…), a pesar de ser legal su consumo, no lo es el venderlos o acumularlos en cantidad mayor de la que se pueda considerar como consumo personal (y moderado).
Sin embargo la venta de otros como el alcohol, con una capacidad de adicción física mucho mayor que la cocaína, no está restringida más que a determinadas horas y grupos de edad. Esta distinción, racionalmente resulta arbitraria(1).
El Estado Español se gasta en combatir la venta de las sustancias que considera no adecuadas en torno a 2500-3000 millones al año (1) (2)

Punto 2: Obtención
A pesar de tal restricción, conseguir una cantidad nada desdeñable de estos productos es mucho más fácil que conseguir una atención decente por parte de un proveedor de servicios básicos como telefonía, electricidad o gas. Cualquier persona con suficiente dinero para adquirir estos productos, puede hacerlo sin esfuerzo y sin restricción alguna, a pesar del castigo que podría acarrearle.
Si bien la experiencia personal NUNCA debe considerarse argumento, debo decir que la primera vez que me ofrecieron tales productos fue a la tierna edad de 8 años, y se me ofreció caballo en las fiestas de mi pueblo. Ya en época más reciente, cuando volvía de nadar en Valencia se me ofrecía de manera hastiantemente regular costo. Por supuesto la cocaína es un producto que fluye con alegría en las noches festivas.

1+2: Estamos ante un producto prohibido por unas razones que no se aplican a otros bienes, con una teórica interdicción en venta y almacenamiento pero de muy fácil obtención.


Punto 3: Consumo.
La gente no consume porque esté a su alcance. Si fuese así, mi abuela sería cocainómana. La gente consume en función de la utilidad marginal (Beneficio marginal, incremento de bienestar…) que le reporte el consumo de la misma, descontando el perjuicio futuro que le pueda causar a su salud y a su bolsillo.
La lógica vendría a ser de este tipo:
Si esta noche puedo tener sexo salvaje con, digamos, Rebecca Linares pero sé que mañana me darán 5 latigazos, depende de mi esperanza de placer (lo que creo que disfrutaré) y de el dolor que sentiré MAÑANA. Si el orden fuese el inverso, muchos de los que aceptarían el trato en el primer caso no lo harían. (Eso se llama preferencia por el presente)
Es decir, no por tenerlo a mano voy a consumir. De lo que también se puede asumir que el incremento de consumo ligado a una despenalización no sería demasiado agudo, si no simplemente eliminaría de la ecuación el “miedo a la ley”.
La labor de las instituciones sería, por tanto, la de informar (1 -Los precios son risibles-) adecuadamente a los ciudadanos para que estos libremente consuman o se abstengan.

Parte 4: Violencia

El Estado es una empresa a la que los ciudadanos le han otorgado el cuasi-monopolio del uso de la violencia en la resolución de conflictos entre particulares o de individuos con la sociedad en su conjunto. Es decir, si tenemos una deuda con Fulanito, denunciamos el hecho y, juicio (o mediación) mediante, el Estado sustrae (con o sin violencia) una cantidad de bienes más o menos equivalentes al monto de la deuda, para así saldarla. Lo que viene a siendo un embargo, un procedimiento concursal o cualquier tontería semejante.
Hete aquí que, claro, si la venta de un producto no está reconocida por el Estado, este no intervendrá para saldar la deuda, y debamos de procurarnos nosotros, emprendedores, los medios de disuasión violenta necesarios para los pagos de nuestra actividad. Lo que vienen siendo sicarios y demás parafernalia. El problema con este tipo de violencia es que:
  • - Suele ser desproporcionada, ya que al no contar con un verdadero aparato mercantil, la deuda se ha de saldar rompiendo piernas. Es más, dado que muchas veces directamente se liquida al deudor, muchas deudas quedan impagadas.
  • - Suele ser indiscriminada, pues no cuenta con un aparato de justicia que discierna sobre la conveniencia de la violencia
  • - Es mucho más costosa que la violencia del Estado, pues esta última tiene unos claros rendimientos de escala crecientes.

Unas empresas legales de fabricación, distribución y venta de droga ahorrarían costes de mantenimiento de sicarios, ahorrarían costes a la sociedad en términos de violencia innecesaria y desproporcionada.

Fox y Dana cuando hicieron la primera comunión

Parte 5: Salud

Asumiendo que no se produciría un incremento significativo del consumo de estupefacientes (o que de hacerse se haría en sustitución de otras drogas ahora legales), el coste sanitario (a priori) sería ligeramente superior. Si tenemos en cuenta el coste de tratar a pacientes con dosis mal cortadas (demasiado puras o cortadas con tóxicos demasiado potentes como matarratas), es posible que igualásemos ambos costes.
Es más, muchos de los problemas asociados a la drogodependencia (aparte de que los yonkis son más feos que la gente sana), están asociados a la mala calidad del producto. Si estos pasasen controles sanitarios como los cacahuetes o los condones, muchos de esos problemas se evitarían (pero las yonkis seguirían siendo, probablemente, igual de feas)
De todas formas, y eso es tema para otro día, el sistema de Seguridad Social español necesitaría como mínimo racionalizarse y plantearse una reducción de costes superfluos importante.

Hay gente que con esto alcanza el Tao

Parte 6: Coste
  • empresarial
Como todo producto legal, debería tener una carga impositiva. Como todo producto que genera una externalidad negativa no pecuniaria sobre la que no se puedan establecer derechos de propiedad, debería llevar asociado un impuesto pigoviano (esto lo explico después).
Aquí es cuando los detractores de la legalización mahieren a los –generalmente estúpidos y feos, aunque no siempre- partidarios de la legalización, recriminándoles el que nadie pagaría por la droga más cara de lo que la puede encontrar en el mercado negro, o que su aceptación sería marginal. Y es cuando me dan ganas de contestar aquella frase que hizo famosa un filósofo (ignoro cual): Insalívame un cojón.
La empresa Estupefacientes Inc., Antes conocida como Cártel de la Droja Ilegal tendría los siguientes ahorros de costes:
  • a) Coste del mantenimiento de la violencia: Pasa a 0
  • b) Coste de la defensa contra la violencia de otros grupos: Pasa a 0
  • c) Coste de las incautaciones y redadas policiales: Pasa a 0
  • d) Coste de métodos de transporte ineficientes (Submarinos, pequeños fardos en embarcaciones inestables, estómagos de mulas etc.): Reducido drásticamente
  • e) Sobornos: Quiero creer que pasaría a cero
  • f) Coste de redes de distribución ineficientes (Con multitud de eslabones que cortan y recortan la mercancía): Pasa a ser casi nulo, pues el producto sería diluido UNA sola vez, con excipientes probadamente inocuos. Menos cortes, menos intermediarios, menos costes (o más beneficio para la empresa, vaya)
  • g) Los costes de producción bajarían, pues la producción dejaría de ser clandestina y, como en el caso de las plantaciones sudamericanas de coca, fumigadas las bellas contradas en que se encuentran por la D.E.A. y demás agencias inútiles.
Eso los que se me ocurren a bote pronto, claro.
Mientras la carga impositiva no fuese superior a este ahorro, los malazos tendrían incentivo a convertirse en empresarios respetables y a ciar su condición legal.

  • social

El coste social sería claramente inferior al coste actual. El ahorro de millardos de euros en persecución policial estéril, la disminución de la violencia asociada a este tipo de negocios (y por tanto también ahorro en costes de seguridad), la parte del coste sanitario actual que sería cubierta por la nueva imposición serían un buen acicate a nivel social.

Los consumidores se beneficiarían de un producto de calidad, sin riesgo de intoxicaciones innecesarias o engaños.

Más allá de la cuestión general, sugeriría que tales productos fuesen dispensados en locales al uso y que, a ser posible, se encontrasen a una distancia prudencial de los centros habitados. ¿Razón? La misma que se arguye para que no se hagan botellones en zonas céntricas.

¿Por qué decía que iba a hablar de putas?
Si bien la parte de razonamiento sanitario no tiene sentido, pues la prostitución no genera costes sanitarios ni sociales per se, sí que genera violencia para con las prostitutas y hace necesaria la existencia de chulos, pues al estar en un limbo jurídico las prostitutas no tienen la capacidad de hacer valer sus derechos de cobro más que si el cliente lo desea. De poder utilizar los mismos mecanismos que, por ejemplo, un fontanero (otra profesión que tiene la costumbre de no hacer jamás facturas) para el cobro (esto es, denunciar) la violencia asociada a la prostitución sería la misma que en el contrato de dos personas adultas para prestar servicios de contabilidad. Solo que los contables, por lo general, suelen ser más grises, aburridos, feos y hacen menos ditirambos que las putas a sus clientes.

Los Dir en Grey os desean una feliz semana

Segunda y tercera parte de La Coronación...
-segunda- -tercera-

11 comentarios:

Folken dijo...

"externalidad negativa no pecuniaria sobre la que no se puedan establecer derechos de propiedad".

Una externalidad es el efecto que crea de manera indirecta uno o más agentes sobre otro u otros o sobre la sociedad.
El término pecuniaria remite a que no puede ser cuantificada a nivel monetario de manera directa. Por ejemplo, el óxido de azufre que emite una fábrica al producir provoca un daño colateral que depende de muchos factores, y directamente no podemos decir que provocará X perjuicio.
Un ejemplo de externalidad pecuniaria sería una empresa que contamina levemente un pozo que usaban N agricultores para regar, provocando una bajada de la producción de estos de un X%. Como se puede cuantificar el daño y los derechos de propiedad está bien definidos, según Coase los agentes podrán llegar a un acuerdo entre ellos para solucionar el problema, por ejemplo compensando por la parte de cosechas perdidas cada año, comprándoles los terrenos o descontaminando el agua.

Un impuesto pigoviano es toda aquella imposición sobre una actividad que genere externalidades negativas con el fin de que estas sean "internalizadas" por la empresa (que sea consciente del coste) y tenga un incentivo para disminuir tal actividad. En teoría, el dinero así recaudado por el Estado será destinado a compensar los daños que dicha externalidad provoque.

engelson dijo...

primera vez que leo eso del impuesto segoviano

se mueve mucho dinero con este asunto, legalizar sería lo más lógico pero hacen falta ovarios y huevos, menos hipocresía, en este aspecto yo confío mucho en el papa Benedetto y me gustaría saber su opinión; en el interín, la riqueza se redistribuye, las napias y cerebros se deterioran creando empleo, mucha gente tiene un trabajo de camello digno y reconocido socialmente, convierte el acto de ir a pillar en una excitante aventura, y los consumidores se sienten arropados porque alguien vela por la calidad del producto y saben que los impuestos que genera se destinan a dar pan a los hambrientos y agua a los sedientos

Folken dijo...

Es más, también se destinarán a dar pan a los sedientos y agua a los hambrientos.

El Hombre de la Pústula dijo...

A los sedientos es mejor darles polvorones, se ríe uno más.

De todos modos hay que decir que todo este dinero negro de la droja lo blanquean, tú entras en un banco y dices de hablar con el jefe, te lleva al despacho y con eufemismos le dices que tienes una pasta gansa que no sabes dónde meterla, y el jefe sonríe con todos sus dientes y te dice que no hay problema, quiero decir, no sé cómo se hace pero lo blanquean, el dinero, y se sacarán su buen dinero en el proceso.

Creo que era por eso, por los bancos, por lo que no lo legalizaban.

Esto me lo dijo una vez un hampón.

Hestupefacientes, Harmas y Trata de Vlancas, eran los tres negocios más lucrativos del mundo ¿no? ¿no? No lo sé, pregunto.

De ser así, el mundo es una especie de GTA en el que no se puede guardar la partida.

Orayo dijo...

El hecho de legalizarlo todo supongo que sera para hacer una lista negra y una vez sepamos quienes son TODOS los implicados VAPORIZARLOS la noche N a la hora D.

Un postio muy interesante.

dezaragoza dijo...

Eres el puto amo, y en cierto modo te odio. Yo partiéndome el puto lomo para hacer una serie de post sobre la droga y llegas tú y lo resumes elegantemente (y a bote pronto) en un solo post. Joder, me siento superpardillo (anda, también tengo superpoderes, ¿hacemos una liga de superpoderosos?). Joodeeeeeer.

Bueno, me voy a llorar un rato por alguna esquina. Saludos.

Folken dijo...

Pustulman, Al blanquear dinero se suele perder por el camino una buena parte. Quiero decir, que es un proceso por lo general bastante caro. Si nuestro capo del GTA no lleva el dinero al banco para blanquearlo si no que directamente lo recibe lavado con Ariel, no va a perder tanto.

Orayo, es para vender de golpe cianuro en vez de farlopa y acabar con todos los débiles mentales de manera rápida.

Dezaragoza, yo creo que más bien son complementarios. Tú escribes desde las entrañas. Yo me las mandé extirpar hace tiempo.

Tenblog dijo...

plas, plas, PLAS. Un enorme aplauso. Un enorme beso y una gran reverencia...sin rodilleras esta vez.
Me ha encantado el post.
BRILLANTE

estanli cuvric dijo...

HOIJA, KOMO PUEDO KURARMELA DECIDIA CON OMEOPATYA? PUEDO O HEZ MENTIRA?

Folken dijo...

Tenblog: a sus pies

Hestanli llo le rekoniemdo ke ce prodije asiendo agitasiones ha un bazo de haguha i con huna jota de rembul xo con zukucion i diluydo ha 400se

Anónimo dijo...

Muchos saludos, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!


Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.