miércoles, abril 15, 2009

Las dos españas

Aviso a navegantes: Esto no tiene ningún rigor.

Creo que este es el título menos atrayente que jamás he utilizado. Pero no, no voy a hablar de lo que en principio se evoca con esa manida fórmula. El día que lo haga cerraré el bloj del asco que me daré a mi mismo conmigo mismo.
Las dos españas de las que quiero hablar, no son una división política ni social. A mi modo de ver, son más bien dos estamentos, tales como había en el antiguo régimen con la nobleza, el clero y el populacho.

Para ilustrar aquesto de lo que hablo, nada mejor que dos sesgados ejemplos, caricaturas ridículas de lo que pretendo exponer:



Ejemplo 1:
José García le prestó hace tiempo a Emilio unos diez mil filostros (moneda de curso legal en el mundo de fantasía), obtenidos con el sudor de su frente en su trabajo de autónomo. Le dijo que, por favor, se lo guardase en su caja fuerte mágica, ya que su caja fuerte de la marca BCE le pagaba intereses por depositar en ella su dinerito.
Pasado un tiempo, José García le pide a Emilio que, en cuanto pueda, le de su dinero. Lo necesita de manera más o menos urgente, ya que un cliente de toda la vida había hecho fallida por un cúmulo de clientes también de toda la vida que habían hecho fallida.
-¿Tus diez mil filostros? Sí, ahora en seguida te los doy, pero piensa que los tengo desoxicacharrados en farsis de Tubringen- responde Emilio.
José García llama al día siguiente, acongojado, pues necesita el circulante del enganchón para pagar a sus proveedores. Emilio le ofrece dos posibilidades:
a) descontar papel: Esto vendría a ser quedarse con pagarés (*) de otros clientes por valor de, aproximadamente, 11 500 – 12 000 filostros y prestarle 10 000 filostros a José. Eso sí, si uno de esos pagarés resulta incobrable, Emilio recuperará su dinero y le cobrará un interés de descubierto (en torno al 20% t.a.e. anual) a José por haberle prestado el dinero, que podría haber empleado en prestárselo a otra persona.
b) hipotecar su casa (si la tiene en propiedad) por valor de 10 000 filostros. Emilio le cobrará intereses por esa hipoteca, pero José salvará el culo de momento aunque luego se enfrente a gastos financieros diversos.
Arreglado el entuerto (usando una de las medidas o combinándolas con peso desigual), y pasados dos años y medio, a José, dado un mal coyuntural, le pegan un enganchón más gordo que el anterior, porque a uno de sus clientes tampoco le han pagado sus propios clientes y… bueno, eso, una larga cadena.
José va corriendo a Emilio, y le suplica que le de el dinero que le adeuda desde hace dos años y medio. Emilio dice que ese dinero está aún en el ciberespacio, puesto que la transacción se realizó, pero por el efecto mariposa una hez de vaca mal puesta en Texas provocó un agujero de gusano, y que un día de estos se lo dará.
Unos días después, con José asfixiado por las deudas, suplica a Emilio los filostros. Emilio se ríe y le escupe en la cara.
Cuando José va a denunciar el hecho ante alguien llamado “Desatención al cilicente”, se ríen de él y le toman por imbécil. Emilio es un Tenryuubito.
Desesperado, José intenta mediante todos los mecanismos legales, el cobro de esos 10 000 filostros pero en todas partes se ríen de él. Un ser llamado Rábula le ofrece recuperar ese dinero por el módico precio de 5 000 filostros, con una probabilidad de conseguirlo del 10% y en un plazo de siete millones de años para terminar el proceso si todo va bien, ya que parece ser que los mecanismos de la justicia son más rápidos ahora que ayer.
José, agobiado por las deudas, se va junto a su casa a emborracharse, rezando tras agotar todas las vías legales, por que por una de aquellas Emilio le devuelva lo que le debe (probablemente, no sólo sin los intereses que Emlio SÍ le cobra, si no con una tasa por rescate) y poder seguir con su vida como hasta entonces.
Emilio, de hecho, aconseja a José vender el apartamento de la playa que compró en los años 80, porque como siga así no podrá pagarle algún descuento de papel cancelado (enganchado), y odiaría tener que invocar su poder.
Emilio pagará cuando quiera. Si es que paga. Si es que para entonces José no es indigente.
José, mientras espera, beberá cerveza cada vez más barata y whisky cada vez peor.



Ejemplo 2:
Francisco González, que como Emilio pertenece al Tenryuubito, le prestó a Alfredo 1 000 filostros a cambio de 1 200 filostros en pagarés.
Esos pagarés resultan incobrables, así que Francisco le devuelve los pagarés a Alfredo y le detrae de su caja de caudales 1 200 filostros. El problema es que Alfredo sólo tenía 1199 guardados.
Francisco González, pues, invoca el poder de la Calavera Gris, concedido por el Gobierno y:
Pone una triple soldadura en todas las cajas de caudales conocidas de Alfredo
Le inscribe en una lista de personas peligrosas, que es pública y de libre acceso, tras lo cual a Alfredo nadie le prestará más dinero o, de hacerlo, lo harán a un tipo de interés más alto.
Al no poder cobrar el filostro que le falta, le embargan la casa a Alfredo, y le advierten de que tiene poco tiempo para desalojar la misma.
Francisco Gonzalez insinua a Alfredo que puede prostituir a su hija de cinco años.
Alfredo se queda sin empresa, sin casa y con una demanda de divorcio que le costará la mitad de las migajas que le han dado por su casa.



Bien, he de decir que una de estas dos historias NO es una hipérbole. Daré una pista: a Emilio sus amigos le llaman Caja de Ahorros del Mediterráneo. Eso sí, ni los filostros son euros, ni José se llama así.

Y, por supuesto, si cambiamos Francisco González por “Compañía suministradora de gas/agua/luz/teléfono” tenemos situaciones de indefensión legal similares. Eso sí, por similares, no son comparables. No es lo mismo un duque que un hidalgo, ¡dónde irá a parar!

Luego la gente bienpensate se espanta de que ocurran cosas como el incidente del Killdozer (1) o la aparición de un personaje del que me gustaría otro día: Black Bart (no confundir con Black Bart el pirata, al que en vida todos conocieron como Bartolomew Roberts; personaje del cual también intentaré hablar algún día)



(*) Un pagaré es más o menos un cheque que le hace la empresa / particular X a la empresa / particular Y comprometiéndose a pagar una cantidad N de moneda de curso legal en una fecha determinada. Tiene el mismo rango que cualquier otro contrato, y su impago puede conllevar las acciones legales pertinentes.

P.D: Gracias, Eva, por hacerme notar los trastornos de personalidad de algunos personajes.

11 comentarios:

Nuskens dijo...

Se agradece el * :P

Como ya le comenté estoy por guardar mis "dineros" debajo del colchón, por lo menos allí engordará a los bichitos y no a estos personajes ¬¬'

dezaragoza dijo...

Cojonudo, con mucha guasa acabas de describir una parte del timo capitalista. Una de las importantes, además. Mola.

estanli cuvric dijo...

Con un poco de pasta no basta. Ya lo decía la canción.

El Hombre de la Pústula dijo...

Sí, la verdad es que yo también me veo más capacitado para defender mis ahorrillos de la cudicia y el latrocinio que estos miserables. Así me ataran ambas manos a la espalda y sólo pudiera empuñar mi estoque entre los dientes (eso no sería empuñar, pero bueno) estarían más seguros, no me cabe duda.

Y yo que pensaba que cuando uno le pedía un préstamo al banco, ellos te cobraban por dejarte usar su máquina del tiempo y viajar al futuro, a cuando ya eres cincuentón acomodado, para pedirte el dinero a tí mismo. A la vuelta, eso sí, hay que llevar cuidado de ir ahorrando lo necesario para podértelo prestar.

Menudo paquete te meten, como lo dilapides todo. Te embargan hasta la camisa, con tal de no provocar una rotura del continuo espacio-tiempo.

(Killdozer está bien, pero es mejor construirse un Mazinger Z como se ha hecho toda la vida. Yo ya voy por el tobillo del pie derecho.)

engelson dijo...

la imagen del bocata chorizo en dos pedazos representando a las dos españas es muy gráfica, mi parte del bocata es mía enterita

(yo me decanto por una elegante armadura con una buena autonomía de vuelo y cohetes tierra-tierra)

Currymaedchen dijo...

que le esta sentando muy mal estar austed lejos de la madre patria y se esta descargando todos los programas del diario de patricia.... perdon paticia

Folken dijo...

Nuskens, tampoco es plan de tener insectos obesos por casa. Todo tiene un punto de equilibrio.

Dezaragoza, timo no. Feudalismo, quizás.

Estanli: GIOOOOOOOOOOOR

Hombre de la Pústula, el aciago problema no es, aunque pudiese parecerlo, la seguridad de nuestra pecuniaria riqueza, sino la necesidad casi legal de que nos intermedien esos hacedores de cambalaches.

Engelson, el bocata de chorizo es una magna hovra de estas, las dos españas.

Currymaedchen, dichosos los ojos. Nada más que exclamar un ¡A sus pies! puedo.
Si tuviese P2P, no le quepa duda que me habría bajado ya El Diario de Patricia y ese programa de buscar parejas que hacían a medio día.

denke dijo...

Me falta algun personaje que premie (ayude o simplemente llene de filostros)a Emilio cuando no le sale bien extorsionar a Alfredo...

Folken dijo...

Denke: siempre al quite. Debería haberlo añadido.

Orayo dijo...

RIP Marvin Heemeyer.

Folken dijo...

Número primo


Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.