domingo, julio 20, 2008

Breve brevedad fiscal

Seré breve:

Se poco de derecho. Se me nota mucho, y no lo disimulo. Ahora bien, una de las pocas cosas que sé, es que la solidaridad del Estado no se da entre comunidades autónomas, si no entre PERSONAS. O entre lo que alguien tuvo a bien llamar ciudadanos. Si, ese que no sabe lo que quiere. Si, ese cuya única responsabilidad para con la sociedad es depositar un papelito (si quiere) cada X tiempo en una urna controlado por pazguatos a los que, por azar o voluntad, les toca vigilar una mesa donde ciudadanos pazguatos ejercen su pazguato derecho.
Al grano:
La publicación de las balanzas fiscales entre comunidades autónomas es estúpido. En España tenemos un sistema fiscal en el que -EN TEORÍA- es quien más tiene quien más paga. Lógica de Playskool.
Si aplicamos el principio antes expuesto de la solidaridad entre PERSONAS, tenemos que:
a) Cuanto más tienes, más pagas
b) Existe solidaridad (Y no me refiero al sindicato polaco)
Ergo:
c) Cuanto menos tienes, más recibes.

Donc:
¿A qué cojones viene el que ahora se hable de que unas comunidades contribuyen más que otras?
No, HOYGAN, no. La gente de mayor renta, que por causas históricas, geográficas u otros motivos vive concentrada en un determinado territorio (El cientifiquísimo principio de Dinero llama a Dinero) aporta más a los pobres que viven en el otro (Sintetizable en otro cientifiquísimo principio denominado A perro flaco todo son pulgas)

Eso quiere que: el dinero con el que contribuye Joan Laporta en Cataluña, Emilio Botín en Madrid, Marina d'Or en Valencia o Empresario X en Mallorca, van a parar a cubrir necesidades de un gañán extremeño, un analfabeto gaditano o un pastor gallego. Esto no quita que la contribución de Amancio Ortega en A Coruña o de María del Rosario Cayetana Alfonsa Victoria Eugenia Francisca Fitz-James Stuart y de Silva o de Carmen Sevilla en Extremadura no vayan para pagarle un subsidio a un pagès ignorante o a un engreído cheliparlante de algún lugar de Móstoles.Probable receptor de ayudas estatales tras estamparse con lajcutel.

Todo esto simplemente viene a decir que hay más Emilios Botines y Joanes Laporta en Madrid y Barcelona, y más jubilados alemanes o constructores locos en Valencia que Amancios Ortegas en Galicia o terratenientes millonarios en Extremadura.
Es más, dado el sistema impositivo, podría afirmarse que hay curritos de oficina sin demasiada posibilidad de evasión fiscal en dichas comunidades.
Aún así: Persona ayuda a persona, no Territorio impersonal roba dinero a territorio impersonal que querría ser usado por sus mandatarios con mentalidad de cortijo decimonónico para ayudar, ahora que hay vacas flacas, a un empresariado que no sabe salir solo del hatoyadero en el que se ha metido.

Aunque dada la tendencia última a socializar pérdidas y privatizar beneficios, o a la más peligrosa: olvidarse de la individualidad, ser estúpidos incívicos (y por tanto no ciudadanos por más que legalmente lo sean/mos) y tener la necesidad de ser un número del terruño pero no seres autónomos; lo veo lógico. De hecho, deberíamos eliminar nuestros nombres y llamarnos todos como nuestro terruño, seguido de un número de serie.
-Hola, me llamo Valencia XJ673B, encantado de conocerte puto ladrón de Cáceres H763A.

Y, ¿para qué hablar y discutir nuestras ideas?, ¿Para qué pensar por nosotros mismos?, a quien tenga la osadía que se la extirpen, que la lobotomía ha avanzado mucho de un tiempo a esta parte.

Matrícula es mi nombre, y mi profesión: Palanquinero.

Buenas noches.


Si no sabe de lo que hablo, pacerseunaidea:
(1)(2)(3) etc.

miércoles, julio 02, 2008

La historia de los cojones

Aparte de pedir que se obvie mi percepción temporal, en la que un día es fácilmente sustituible por una semana, va la historieta esa.


Face ya 4 años, 8 días y 7 horas aproximadamente, tras recuperarme de una lesión en el cartilaginoso tabique y siendo el primer día de las vacaciones del estío, estando yo en primero de ese aborto educativo conocido como Bachillerato (y con lengua castellana con calificación deficiente, y por tanto teniendo que prepararla para septiembre, así como Idioma Shakespeárico), tuve a bien el lesionarme con gravedad notable. Avatares de ese deporte balompédico que tantas alegrías ha traído a este país en los últimos días. Resultado: Tobillo con fractura triple.


Pude aguantar apenas un día viendo películas descargadas del Kazaa gracias a mi poderosísima conexión (creo que rondaba los 256 kbps desde hacía más bien poco).


En postura maravillosamente incómoda, como es norma para los actos puros de la mente -la meditación y toda esa chufla, entré en una página por la que había estado merodeando y me tenía intrigado. Prometía monólogos internetiles para ineptos en diseño web. Yo lo era (y lo soy). Me sentí identificado al instante con el producto y me puse a pegarle patadas a la pared. La pared se quejó, y borró de mi memoria aquella arma de destrucción masiva que había diseñado imaginando el plano y escribiendo cada uno de los vectores en el bloc de notas. Transformado en archivo BMP se apreciaban todas las partes del Gran Rayo de la Muerte, así como la lista de la compra para una semana de alimentación equilibrada.

Vi historias insustanciales de un gaznápiro progre que acusaba a Lorca de fascista, a Juan Ramón Jiménez de fascista y un largo etcétera de fascistas porque iban a los toros. Vi historias sobre personajes oscuros (supongo vamos, porque no recuerdo una mierda) en la ciudad de Muñiste que me impactaron bastante, escritas por un/una tal Oaie Neagra. Los escritos con mayor número de comentarios y de lecturas eran puestos por la mano oscura de un dios ciberéntico en la página principal del servidor. Esto llevó a un tal Denke a escribir lo más sincero jamás visto en el blojocírculo: “Vull ser un post muy comentado”. Había más gente, algunos de los cuales siguen en la lista de la derecha de terroristas personas nada sospechosas de actividades ilícitas enlazadas.

Tras pensarlo durante jornadas caniquiles, es decir, rotaciones de las mismas, decidí decidir que mi decisión sería afiliarme a esa secta que era Bblogs. Con el buen hacer del que siempre hago gala, y mostrando mis mejores dotes de comunicador, me inicié en el mundillo: Con una foto de la escayola y un texto que rezaba “HOLA”.


Desde aquel momento, aquel instante en el que los impulsos eléctricos viajaron por una indescriptible maraña de servidores hasta el servidor aquel inmortalizándome hasta la muerte del servidor y la mía propia, todo es ya ÍZTÒRÎHÄ. En mayúsculas tildadas. He salvado al mundo en diversas ocasiones, la última luchando contra los Cruzados del Trigo Cósmico, organización comunista de origen alienígena. Y todo gracias a los blojs. Increíble, sin duda. Una historia digna de ser contada, sobre todo en esta grandísima hez casa de la expresión, dentro de esa gran máquina de difusión del porno y las redes sociales asesinas de neuronas, criadoras de barrigas colesterólicas y demás seres que deberían frotarse con aljofifa y lejía para arrancarse las costras sedentarias.




Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.