martes, junio 24, 2008

Por quitarme un muerto de encima: Crisis

Mañana es mi cumpleaños como blojero, así que supongo que contaré un cuento de cómo empezó todo (antes de este hubo uno en Bblogs, junto a Denke, Diez, Issis, Esther y algunos más). Por ahora contaré un cuento digno de Jans Cristian Handerson.


Tres, Dos, Uno... NINGUNO

Érase una vez un país con un déficit comercial descomunal (Exportaciones – Importaciones). Érase una vez un país que entró en crisis y no lo quiso reconocer. Un país en el que en apenas un par de días se volatilizaron millones de dólares en empresas tecnológicas. Un país que entró en una desaceleración, moderación, decrecimiento o cualquier otro eufemismo, y que intentó ocultarlo con bajadas de los tipos de interés y con intentos de depreciación al estilo de los acuerdos del Plaza. Un país que se quejaba del déficit comercial con Japón y otros países, y que trataba de hacer creer que era debido a una moneda artificialmente baja de sus competidores.

Claro, dicho así no parece un cuento. Parece una puta mierda de historia.

EEUU, Abril del año 2000:

Miles de millones de dólares se volatilizan en empresas del NASDAQ.

Días después, unos datos de inflación peores de lo esperado, desploman otros índices. Mucha gente empieza a querer comerse los futuros con patatas. Muchos otros se comen sus empresas tecnológicas con patatas. Otras amplían capital con títulos que regalan con los rollos de papel higiénico. Otras, como WebVan, muestran cómo un modelo de negocio interesante es capaz de venirse a pique por un modelo de crecimiento que repugna a la lógica.

La Reserva Federal, gobernada desde hacía unos años por Sartén Verde (En adelante Greenspan), aquel al que pusieron para quitar de en medio al “hijo de puta de Volker”, baja tímidamente los tipos de interés. Eran los últimos días de Clinton, más preocupado por dónde había metido la polla que por tomar medidas para paliar un poco el batacazo. La política como tal, y más la economía (que fue su famoso lema: Es la economía, estúpido), habían pasado a un segundo plano. Y a él se la sudaba, total, no iba a repetir.



Todo parecía presagiar una crisis económica durilla, con reconversión de bastantes sectores (el monstruo chino comenzaba a desperezarse, pero aún no había comenzado a amenazar las conciencias del populacho, no así de la clase dirigente y de algunos halcones, águilas y cóndores pentagoniles), y quejas de la población por el paro y esas cosas de las que se suele quejar la gente en esas situaciones.

A pesar de todo, los ratios de ahorro familiar estaban en cotas "bastante altas".


EEUU, Septiembre del año 2001.

Llevamos un año y poco de parón, crisis o como lo llamasen por aquel entonces. Los índices de producción industrial continuaban bajando, y se encontraban ya en cifras rondando el 70% de la capacidad (esto es, para una capacidad productiva de 100, se producía 70). El consumo flojeaba. La Reserva Federal no sabía demasiado bien qué hacer. Los tipos de interés reales a largo habían pasado de un casi 7% en marzo del 2000 (¡qué gusto pagar así una hipoteca!) a un “modesto” 5.

Día 11 del mismo mes: Lo que todos sabemos.

Los tipos de interés nominales son desplomados, llegando en pocos meses a empujar los reales a corto y medio plazo a cotas cercanas al 1%.

Luego dicen que Greenspan era el gran liberal, que cree en la destrucción creativa de San Schumpeter y que hostias en vinagre. Y yo soy la reencarnación de Adonis, con músculos encerados por Atenea para disfrute de las cohortes celestiales de Valkirias. Insoportable el cinismo de algunos.


En la primera parte habíamos dicho que el déficit comercial de los EEUU por aquel entonces era gigantesco. Era una burrada de aquel entonces, si, pero si vemos la evolución que ha tenido aquello fue una simple broma de párbulos.

Fuente: BEA

El no intervencionista gobierno del presidente Jorge Andador Arbusto, (Si ellos dicen Christopher Columbus…), como buen gobierno liberal optó por dejar que la economía se regulase sola. Y UNA MIERDA.

El presidente que más veces de reunió con el presidente de la Reserva Federal, también bajó los impuestos (que, por causas que atribuiré al azahar, solo afectaron o lo hicieron de una manera muchísimo más significativa a gentes de rentas muy altas), promovió la devaluación de la moneda e inició una guerra.

A ver, enumerando: Política fiscal, política monetaria, política de gasto público (la guerra no es precisamente barata). Una actuación no intervencionista, en total armonía con los postulados liberales. Si. Y yo bombero.

-Si alguien quiere una hoja de cálculo con los datos que digo, que pinche AQUÍ. Están sacados de la página de la OCDE y tienen hipervínculos a las bases de datos online-

Tampoco utilizó la deuda pública para compensar la falta de ingresos de la hacienda púbica tras las rebajas a las rentas altas, y por el aumento en porcentajes de dos cifras la emisión de títulos de deuda fue casualidad. O mejor, cosa de los terroristas. El superávit fiscal de varios miles de millones se convirtió a finales del 2002 en déficit. El control presupuestario es cosa de nenazas.O de progres.

Hasta ahora todo esto no ha sido más que una exposición de hechos mentirijillosos. Nada nuevo en la viña del señor.

Hola, me llamo Fedor, ¿Quieres ser mi amigo?

Ahora empecemos a especular: Si se desploman los tipos de interés, ¿incrementamos el consumo? SI, a tenor de las estadísticas de consumo del BEA, del Banco Mundial (a través de Usherbrooke Aquí) o de la mayoría de centros de análisis.

¿Un incremento del consumo de esa magnitud puede degradar (aún más) el saldo de la balanza comercial lo suficiente como para compensar a Marshall-Lerner-Robinson a.k.a. depreciación del dólar?

Las tasas de cambio del Yuan y del Yen han sido tuneadas. Se han dividido por 8 y 100 respectivamente.

Con condiciones de Houthakker-Magee mayores que 1 y condiciones de Marshall-Lerner discutibles, si. (amén de otros factores, como los márgenes de exportación etc., pero eso no lo voy a tocar por no marear aún más la perdiz)

Al gráfico del déficit me remito (al primero)


¿En qué me influye a mí el saldo comercial? Ahora viene lo paranoico.

Remontémonos a los años 70. Los pantalones de campana molaban, Elvis vivía, Hitler también y Steve Harris empezaba a hacer sus pinitos con un bajo en un barrio londinense cualquiera. Los warrants, las opciones sobre bonos etc. y ya no hablemos de los CFD o similares eran productos inimaginables.

El Doctor Jones (que no Indiana) se sacó de la manga un modelo bastante curioso. En él se intuía (más como efecto colateral que como conclusión principal del modelo) que, si en una economía no le era excesivamente rentable invertir en bienes exportables por poder importarlos a mejor precio o el motivo que fuese, invertiría en bienes no exportables (algo por otra parte más o menos intuitivo)

Aplicando pues este razonamiento a lo anteriormente expuesto (descalabro comercial y fiscal de los USA, aumento constante de las importaciones):

Por un lametón de Melissa Theuriau: Nombre de un producto NO EXPORTABLE, cuya producción suele ser bastante sensible a unos tipos de interés bajos.

Pista: En épocas de crisis, los inversores aversos al riesgo (|conservadores, caguetas, gallináceos|) suelen usarlo de valor refugio.

Bendito San Gúgel


Es una pescadilla que se muerde la cola, o pescacola (el nuevo refresco de pescanova):

Si inviertes en ladrillo no inviertes en productos exportables. No necesitas investigación para su desarrollo. Cuanto más inviertas (y más gente como tú lo haga) más subirá su precio, y más rentable será. Si es más rentable no vas a invertir en otra cosa más volátil, menos rentable y que no conoces. TODO SON VENTAJAS.

A nivel nacional, el año que más subió la vivienda fue una subida de en torno al 8%. Pero claro, si tenemos en cuenta que la subida se concentró en pocos estados (California, Florida, Arizona y un par más), tenemos que en esos lugares la subida fue orgiástica, similar a las que vivimos in Spain (que por cierto, no hay que ser muy avezado para encontrar muchos paralelismos entre la evolución de nuestro gran país con los EEUU).

A esta subida por aspectos coyunturales, hemos de sumarle el impulso que le dieron los bancos con los créditos basura, perfectamente explicado en el artículo de Leopoldo Abadía (Hay una versión actualizada en la página que le hizo su hijo, aquí).

Por si fuese poco, le sumamos que la inseguridad jurídica que también existía en Estados Unidos, aunque diferente a la española. Si la gracia en España estaba en dar el pelotazo, la gracia en Estados Unidos estaba en los préstamos. Los préstamos rurales y similares estaban (no se si lo siguen estando) bastante subvencionados, y podemos observar cómo en los últimos meses pre-crisis, la concesión de este tipo de préstamos se disparó, alimentando tanto el precio de la vivienda como el pitote con los bancos.

Y llegamos por fin, al final de esta historia.

¿Qué pasa cuando el nivel de ahorro de las familias es negativo? –Según la metodología de la OCDE) ¿Qué ocurre si a eso se le suma un crecimiento basado únicamente en el consumo? ¿Qué ocurre si para determinados grupos sociales el nivel de deuda de las familias representa el 100% de su ingreso -Según el Revue Économique nº 101 de la OFCE, dentro de "la fin de l'American Dream"?

¿Qué pasa cuando el precio de la vivienda deja de subir, y los bancos ven que han dado préstamos incobrables avalados por propiedades inmuebles cuyo precio de mercado en condiciones normales sería de la mitad?

¿Qué pasa cuando el gobierno tiene un déficit de tal magnitud que apenas nadie se atreve a comprarle la deuda más que los gobiernos chino, japonés y de paraísos fiscales –Bueno, y el fondo soberano de Alaska?

¿Qué pasa cuando la capitalización bursátil de Facebook es superior a la de Ford?¿Eh?


Antes o después lo sabremos.

(Como también si alguien ha llegado al final por la intensidad del linchamiento a que me someta. Sobre todo Chicharrero)

martes, junio 17, 2008

Konseptuás

Tras 14 horas de coche y ver como dos gendarmes rebasaban mi vehículo como exhalaciones -Raudos, veloces, centellas justicieras en la noche diurna del diluvio universal-, siendo que este iba a la máxima velocidad permitida en tal vía, concebí un maravilloso poema mudo que así reza:

Los gendarmes y las gendarmas capaces o capazas son o san (Pancracio/a) de hacer o azahar (y azar) lo que quieren o quera.

Quera por supuesto o supuesta es -para el luengo o legua submarina-, todo o toda aquel o aquella que no (o ¡nah!) entiende o entienda (o entendiésera) que el lenguaje y la lenguaja son o san (Benito) reflejo o refleja de la idiocia o el idiosio de quien o quiá los o las usan o huso.


Y ahora, si se me permite, voy a cobijarme en mi tinada, entre moscas y moscardones, eces (y eza, que es un demostrativo dicho por quien o quia es o ha sido de Cádiz) y basura, mientras intento ver con tranquilidad un edificante teletimo.

viernes, junio 13, 2008

The decision making process

De los productores de “Cómete mi queso, coleguita” y “Tócame Roque”, llega a sus pantallas sacado de las mejores escuelas de komersio a este lado del Loira: “Da Decisión Meikin’ Process”, perfectamente traducido al castellano como...


¿Por qué alguien hace algo?

(el título más conciso desde “el algo en el todo”)


  • A)-Porque está legitimado para ello.

Si fuese Fernando VII, estaría legitimado para decidir sobre la vida de mis súbditos, ya que sería Rey por la Gracia de Dios.



Si fuese miembro de la Comisión Europea, o fuese la comisión entera, estaría legitimado para cambiar la directiva laboral del conjunto de la unión, porque millones de electores, ya fuesen catedráticos, gaznápiros o catedráticos gaznápiros me hbrían dado su voto. Ellos, (y los que no votaron) en teoría, me habrían elegido como copartícipe de sus ideas políticas, sociales y bla bla bla. Por tanto, tendría legitimidad para llevar a puerto las ideas más peregrinas que se me ocurriesen.



Cuando sea el Emperador Ciberrastrojo II de Eurasia y el Magreb (amén de otros títulos nobiliarios y mobiliarios), tendré legitimidad para decidir sobre el pasado, presente y futuro de mis lacayos (todos vosotros), por el poder jurídico que me concederá el gran Tiarrón el Comemundos.



Pero claro, dase la casualidad de que, a veces, estando legitimado para algo, no se puede hacer. ¿por qué? Por el apartado B (que va a continuación), que es el más importante. El A es simplemente por rellenar. Porque yo lo valgo.



  • B) -Porque puede


Así es, hamijos, si alguien no puede hacer algo, no lo hace.



Más allá de disquisiciones éticas, morales etc. que a nadie más que a Savater y a cuatro chupópteros más dan de comer, las cosas se hacen porque se puede. Es decir, porque al ser los beneficios que se obtienen mayores que las pérdidas subjetivas (la resistencia de otros agentes o su capacidad punitiva serán casi siempre pérdida), la acción resultará fructífera en términos de bienestar: económico, egonómico, intelectual etc.



Es decir, si considero que pegarle una paliza a un niño por la calle me reportará más beneficio que las represalias que pueda conllevar, lo haré. Y si puedo, le robaré el dinero del bocata y venderé sus órganos a las tríadas chinas. Pero lo habré hecho porque lo que obtengo es mayor de lo que me cuesta. (Algunos dirán que porque soy un enfermo, pero su valoración subjetiva del hecho será diferente de la mía. Si considero que el aumento que le produciría a mi ego, la descarga de adrenalina y lo cobrado por la venta de órganos no dañados es superior a, digamos, 20 años de cárcel –que ni tan siquiera serían seguros- y la resistencia de mi propia moral católica -estímulos paraculturales, ya se sabe-, mi decisión será acabar con el chiquillo.)



Si ante la decisión gubernamental de obligar a todos los bares y discotecas a cerrar a la 1 a.m. /antes del mediodía/ –Como sucede en aquesta mi provisional morada- una parte significativa de la población echase mano a sus pertrechos de caza, cocina o sus teclados ergonómicos y saquease, destrozase, incinerase oficinas oficinocráticas apaleando, violando, matando, enterrando, exhumando, volviendo a violar y finalmente picando a los funcionarios que hay en ellas, un simple análisis coste-beneficio de la situación haría al gobierno recular en su decisión.



Aunque fuese legítima.


Aunque la apoyase el 90% de la población.


El coste superaría en todo caso al beneficio, porque seguro que más de uno perdería al cuñado al que enchufó, y la familia y los vínculos reproductivos y sexuales establecidos se tambalearían. (amén de ver peligrar su futura elección e incluso su cabeza)



Digamos que sería algo como:


-Oh, querido- dirá la mujer, con lágrimas en los ojos y el collar de perlas ladeándose entristecido, ante la mortecina luz del atardecer y la lámpara de rayos UV.- ¡¿Cómo pudiste enchufar a mi hermano en tan singular cuadro gerencial, tan expuesto al riesgo de turbas alteradas, rabiosas, homicidas?. ¿De tumultos enaltecidos por la sed de sangre y vino barato a las 2 de la madrugada?!
-Querida, por favor, no te divorcies.
-No me queda otra opción, una denuncia falsa por malos tratos. La casa, los niños y la pensión para mi, c'est la vie.
-Mejor, me iré a vivir con “la otra®”




O también




-Juan Luis, acaban de matar a tu hermano en el ministerio… Lo siento. No debí haberle dado ese puesto
-Mejor cariña (cariño es masculino, ya se sabe), más herencia para mí.



***Recordad que donde dice mujer se puede decir hombre o incluso onvre, aunque le duela al Institut de la (Merca)Dona.***



CONCLUSIÓN:



  • ¿Por qué han aprobado la jornada laboral de 65 horas? Porque pueden

  • ¿Porqué los camioneros montan piquetes violentos ante la pasividad del Estado y sus ciudadanos? Porque estos consideran que no pueden actuar, o que hacerlo les reportará más perjuicio que ganancia. (Aunque para eso otro día hablaremos de los beneficios de las acciones colectivas)

  • ¿Por qué tenemos gobernantes inútiles? Porque ser un ciudadano responsable cansa.


La primera fuente de Derecho es la Fuerza, y el sumo jurista; el Yoda.


Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.