lunes, diciembre 22, 2008

El peor de la historia (I)

Publicaciones especiales de navidad presentan...

EL PEOR DE LA HISTORIA. Primera Parte.
Y no, no es quien se creen.

Podría intentar sacar a relucir el cinismo y la HIRONIHA™ para decir esto, pero no. Las cosas claras, y el chocolate oscuro: George Walker Bush NO es el peor presidente de la historia de los Estados Unidos de América. Punto (seguido).

Decir eso es tener una perspectiva histórica menor que la de una ameba recién dividida. Decir eso es ser un orate charlatán. Como lo soy yo, vaya, solo que peor.

Esto no quita que, desde mi punto de vista, George Walker Bush haya sido un presidente inicuo y, más que mediocre: malo. Eso sí, más allá de lo que muchos dicen, no le considero un ser aviltado, pues para ello hace falta tener mucha inquina y, sobre todo, una capacidad intelectual mínima.

Dentro de poco en los bolsillos de algunos

Resumen: Ha sido un tonto útil manejado por unos tarados locos. Pero no más que pudiesen serlo el vocinglero general incansable (aunque no un genial estratega) y presidente de los billetes de 50: Ulises S Grant y su Grantismo (término nacido de su nombre, como estraperlo nace de Strauss Perlman, que en la jerga política americana significa ser Corruptus in Extremis) o Warren Gamaliel Harding (menudo nombrecito, aunque no es comparable con Rutherford Hayes), presidente totalmente aleatorio cuya idea de políticas fiscales debía ser algo parecido a Si tomas medidas al azar, la mitad no deben estar mal. En eso se parecía bastante a los últimos meses del gobierno del presidente Walker (George Walker Bush, no el Ranger de Texas). A Harding también se le recuerda (quien le recuerda) por haber parado la política internacional de Wilson, condenando (aún más) al fracaso a la Sociedad de Naciones.

Por ahora me he limitado a nombrar individuos de ralea similar a la del aún presidente -mas no de su rancio abolengo. Tan solo (que yo recuerde) John Quincy Adams tuvo un padre presidente, aunque no un abuelo investigado por colaboración con el regimen nacionalsocialista alemán.

Pero no es de mediocridades y nulidades de lo que quiero hablar, si no de la mayor inutilidad habida (y esperemos que por haber): del ínclito, excelso y eximio demócrata James Buchanan Jr.

Como curiosidad, pero no como objeto de juicio, diré que se especula -no sin bastante razón, que mantuvo una (o más de una) relación homosexual con la persona con la que vivió por más de 15 años, el Senador por el Estado de Alabama y vicepresidente por 45 días con Pierce: William Rufus deVane King otro tipo con un nombrecito majo y con una pinta de bujarrón suripante bastante acusada. Andrew Jackson, personaje donde los haya, le llamaba normalmente Miss Nancy. Como colofón, los herederos de ambos quemaron la correspondencia mutua al poco de heredarla.

Por cierto que su supuesto novio era uno de los mayores terratenientes esclavistas de todo Estados Unidos, siendo su familia dueña de más de 5000 negros; aunque murió 4 años antes de que Buchanan llegase al poder y no se puede decir que le influenciase directamente.

Murió a las 6 semanas de haber aceptado el cargo de Vicepresidente en Cuba, donde estaba para, gracias a su gozoso clima, recuperar su endeble salud (sic). Así, rodeado de cubanos que le llamaban miamol, murió feliz.

Aquí a Rufus DeVane King, en imagen Wikipédica.

A continuación, me limitaré a hacer ringlera de hechos y algún comentario al respecto, pues en este caso los actos -o ausencia de ellos- se cuentan por pifias.

-Su victoria fue de las más pírricas que se recuerdan en los Estados Unidos. Richard Fillmore, expresidente y miembro del partido ignorante (no se llamaba así, vale. Se hacían llamar los Don't Know o Orden de la Bandera Estrellada, y su doctrina era la de América para los americanos) se metió por medio de la pugna entre Republicanos (antiesclavistas), Demócratas (esclavistas) y los restos agonizantes de los Whig (Fuerza política en caída libre). En su primer discurso como Presidente de los Estados Unidos de América, se refirió al tema de la esclavitud como algo de escasa importancia práctica. Hablo de 1857. La guerra empezó en 1861.

-El llamado Doughface (Caramasa, término que indica persona maleable, de poca espenta que necesita estar bajo la sombra de otros) tuvo una de las progresiones más impresionantes de la historia, y eso que empezó con fuerza: Con el problema de Kansas ya empezado, al que los historiadores americanos llaman "Bloody Kansas" o "Bleeding Kansas". Yo optaría por traducirlo como Sangría de Kansas.

Pongo esto en situación: (1)
Estados Unidos, por aquella época, estaba formada por Estados y Territorios. Los Estados, tal y como los conocemos hoy, eran lo que son: Las unidades básicas de gobierno de la Federación con autonomía para gestionar todos los problemas que no concerniesen más allá de sus fronteras.
Hasta el 30 de Mayo de 1854, legalmente se establecían todos los territorios por encima de la línea Mason Dixon(Ver mapa) como no esclavistas, a excepción de Virginia, Missouri y Kentucky -Compromiso de Missouri. Es más, Kentucky fue, más adelante, un estado esclavista que luchó (aunque no con demasiado ahínco) del lado de los Yankees. El ¿problema? es que por medio de lo que llamaron "soberanía ilegal", Nuevo México quería ser libre (no esclavista) (Por influencia mexicana preferían ver crecer los frijoles a tener negros cultivándolos) y el territorio de Utah, esclavista -o algo parecido, por ser un lugar lleno de mormones locos exiliados.

Así, el 30 de mayo de 1854 el presidente Pierce -otro crack, aceptó la propuesta demócrata de que fuese cada estado el que decidiese si ser o no esclavista. Así, la colonización de algunos territorios empezó a hacerse de manera teledirigida, esto es, los gobernantes, caciques y jerifaltes esclavistas de estados vecinos mandaban a sus lacayos y bandoleros al territorio cercano para colonizarlo y así constituirlo lo antes posible como estado esclavista, mientras que los peces gordos financieros con sombrero de copa subvencionaban a los colonos para que se instalasen y creasen estados no esclavistas.
Así, lograron algo similar a un óptimo paretiano a la inversa: cualquier cambio habría sido para mejor.

Línea de Mason Dixon y paralelo 40,
frontera de Missouri e Iowa y de Nebraska y Kansas)

Desde la populosa (sinónimo de decenas de personas hacinadas en un minipiso de la Ministra Trujillo) Nueva Inglaterra, miles de personas fueron a Kansas. Desde el tranquilo sur, como la gente estaba más apegada al suelo y a sus banjos, enviaban matones a sueldo para matar a los antiesclavistas y así igualar las cuentas.
Así, a correprisa, se hizo en febrero de 1855 un censo en el que se registraron 2905 votantes. Mes y poco después, el 30 de marzo, con 6307 votos emitidos (sic) se eligió un congreso estatal esclavista. Como a los antiesclavistas ls pareció mal, hicieron su propio parlamento en otra ciudad y escribieron su propia constitución. Todo muy lógico. Además, para combatir a las bandas de maleantes y viles criminales de Missouri, los pacíficos Nuevoingleses Kansinos empezaron a recibir armas de Nueva Inglaterra. Así, empezó una cordial charla de caballeros, en los que unos quemaban pueblos, los otros sacaban familias de sus casas para volarles la cabeza y en poco tiempo juntaron unos 300 cadáveres para hacer una fiesta de disfraces. El nuevo gobernador, con tropas federales bajo mando, enfrió un poco los ánimos. Un aguafiestas, el hombre.
Además, como el Senado Federal estaba controlado por los demócratas y la Cámara de Representantes por los republicanos, era imposible dirimir la cuestión con equidad y justicia. Vamos, que se hacían la cama unos a otros.
Tras unos cuantos líos burocráticos, que incluyen la creación de una tercera legislatura paralela en la que solo (bueno, más o menos) votaron ciudadanos censados y bajo control antiesclavista; la legislatura esclavista aprobó una constitución en la que, para al votación, daban dos opciones: esclavitud plena o dejar que la gente conservase a sus esclavos. De nuevo, con casi 7 000 votos emitidos, 6 226 aceptaron la esclavitud plena. Seguía sin haber tanta gente en el estado, y se calcula que la abstención fue de unos 10 000 votantes. De hecho, el congreso antiesclavista convocó otra votación, en la que 100 26 colonos votaron en contra de la constitución esclavista y 162 a favor.

Volvemos con Buchanan.
Buchanan, en un acto de sabiduría indédito, sometió al voto del Congreso Federal la constitución esclavista (o Constitución de Lecompton -no he encontrado un solo enlace decente en español), recién rechazada por la práctica totalidad de los colonos realmente asentados (El ~90% de los votantes de la primera constitución eran habitantes de Missouri)
El Senado la aceptó, pero en negociaciones con la Cámara de Representantes se forzó a una nueva votación de la constitución. Buchanan aceptó siempre y cuando, si no salía lo que él quisiese, Kansas no tuviese derecho a volver a intentar ser un estado hasta que llegase a 90 000 habitantes.
Por supuesto, por 11812 frente a 1916, se votó en contra, y Kansas tuvo que esperar.
Admiradores de Buchanan celebrando su
canonización por la Iglesia Mormona


Algo que sabe todo el mundo es que no puede haber presidente malo sin crisis económica. Y este también tuvo la suya: El pánico de 1857.
En Inglaterra llevaban unos años con las Corn Laws, las Anti-Corn Laws y las Anti-Anti-Corn laws, a hostias con Rusia y calentitos en Crimea, así que le compraban trigo y materias primas a Estados Unidos y, además, invertían con pasión, deleite y fruición en los mercados americanos. Además, el incipiente sistema financiero de la Federación, endeble como un flan cortado a martillazos, se había hinchado gracias a especuladores de tierras y la burbuja del ferrocarril. El desplome del precio del trigo y otros granos por la apertura comercial rusa, la pérdida de inversiones inglesas, el estallido de la burbuja de los nuevos territorios, la burbuja del ferrocarril, la sobreacumulación de stocks de productos manufacturados y herramientas (imposibles de vender a los arruinados granjeros del norte, y nada rentables para los esclavistas sureños) y, por último pero no menos importante a efectos psicológicos: el hundimiento de 15 000 Kg de oro gubernamental que hizo temer a los inversores por al no convertibilidad del billete en metal (recordemos que funcionaban con patrón oro), puso las cosas bastante mal en el norte (en el Sur, mientras pudiesen seguir vendiendo algodón, les daba todo igual. Eran un monocultivo de algodón con esclavos alimentando a una aristocracia burguesa). No acabo de entender por qué no hubo anticipación racional, pero es lo que pasó.
El gobierno actuó emitiendo bonos a carretadas y bajando los impuestos, lo que, si bien a corto plazo ayudó, hizo que el gobierno empezase una espiral de déficit y deuda bastante perniciosa agravada además por la Guerra de Utah (¡¡ahora con un enlace a la Wikipedia mormona!!) o el Buchanan Blunder (Pifiazus Máximus en latín).

La guerra de Utah será narrada mañana o pasado, en otra casi apasionante historia navideña, así como la traca final: La despedida en Carolina del Sur.

18 comentarios:

pcbcarp dijo...

Brillante, brillante, profesor... Un tema poco tocado. Sólo te ha faltado hablar de los indios, pero, claro, habrías duplicado el tamaño del postio y dispersado la atención del lector.Mejor así.

¿No conocerás un libro que se llama "Los libertadores Usas" de un tal Carlos María Ydígoras?

Folken dijo...

Ahora luego tocan los mormones, y cómo de paso mataron a unos indios que pasaban por allí y que se dijo "estaban aliados con los mormones".

¿Está bien el libro? Si es así, como es navidad, se puede buscar sin demasiado sobrecoste de suela de zapatos.

soloputa dijo...

¡¡¡Si te gustan mis fotos y entradas!!!,vota en mi encuesta
"COMO TE GUSTARIA VERME" ya han votado más de 500....
Algo de mi te esta esperando,dámelo.
Besos

¡¡El blog que más gente visita y se queda!! ¿por mis letras?¿por mi cuerpo?

http://soloputa.blogspot.com/

¡AHHHHHHH!FELIZES POLVOS NAVIDEÑOS

El Hombre de la Pústula dijo...

Usted no viene del futuro.

Folken dijo...

Métete el SPAM por el orto, travesti de closet.

Pulstulman, no lo diga muy alto o se descubrirá que en realidad soy un enviado de los templarios que, usando los conocimientos de Da Vinci y de la Orden de los Hospitalarios II (El servicio secreto de la orden, de ahí el II), me enviaron al futuro (es decir, ahora), usando la sangre de un cabestro y el huevo de un dodo aún no descubierto.

amigoplantas dijo...

Los tejemanejes cambian, sus escenarios y atrezzos varían, pero el fondo de la trama es siempre el mismo:

La guerra es una actividad históricamente inherente a nuestra especie

Rabino Kuerbovich dijo...

Para los que no tenemos/tuvimos que estudiar la historia de USA, es siempre reconfortante saber ese paradigma de la libertad y la democracia lo ha sido nunca realmente. Dudo mucho que este tipo de sabias enseñanzas formen parte del curriculo de enseñanza en USA; el Sr. Folken podría ilustrarnos en este sentido.

Segunda cuestion: en que se basa el Sr. Folken para decir que Buchanan (porque es de este tio que va el post, no?) es el peor presidente de USA y no Truman, Nixon o Clinton?

Y tercero, para cuando un post - sustancioso, como los que nos tiene acostumbrados - sobre nuestro ilustre Canovas?

Folken dijo...

Rabino, de Buchanan me he dejado las mayores muestras de incompetencia para el final (también es que su mandato fue un crescendo de estupideces).
De Buchanan, supongo que en el currículum académico de Estados Unidos se estudiará la última parte del post próximo, y en Utah también la Guerra de Utah.

De Cánovas me tendría que documentar un poco más, porque lo que sé es poco más que lo que di en bachiller. De todas formas, esos personajes ridículos siempre me hacen gracia.


Amigoplantas, la mayoría de animales sociales acaba en guerras más o menos organizadas con pares o con otras especies. La mayor diferencia es el factor tecnológico.

engelson dijo...

anda que no vamos a aprender todos con lo de la guerra de Utah, la historia se repite como pasa con la chistorra, yo me pregunto si algún presidente de esos de peinado raro esquivó un zapatazo en aquella época

Capazorros dijo...

¿El peor de la historia? ¡Puafff! Esta por venir.

Ray dijo...

Feliz año nuevo, Maese Folken.
saludos cordiales

estanli cuvric dijo...

Espero que hayan podido sobrellevar mi larga ausencia. He estado retozando con jóvenas checas y eslovacas. Veo que en este nuevo año sigue usted sin aplicar eso de la economía del lenguaje y/o menos es más, da igual. Ya sabe que me quedo siempre a medias en sus posts.Pero oiga, Buchanan siempre será un apellido especial.

Folken dijo...

Morcilla

estanli cuvric dijo...

¿El virrey?

Nina la ratona dijo...

Yo te veo más cátaro que templario, mira tú.

Oyesss, tú no venías? Si es que no lo he soñado ya dos veces.

denke dijo...

¿Era George Washington el que era gay (con amantes conocidos y reconocidos) y lo mantienen off the record?

pcbcarp dijo...

Como tardas tanto en escribir estos postios que merecerían ser recopilados en un DVD interactivo, te diré que el libro que te dije es más bien difícil de encontrar, pero si se te aparece en alguna libería de viejo tal vez tengas que desembolsar un euro o cosa así.

El otro, es "Enterrad mi corazón en Wounded Knee", pero ése ya es un clásico total.

Folken dijo...

Tardar, lo que se dice tardar, no tardan. No los hago, que no es lo mismo. Estoy en un estado de equilibrio en el que la necesidad y el deseo de hacer varias cosas anulan sus fuerzas en un punto intermedio, llamado PE (Palpamiento Escrotal)


Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.