martes, noviembre 18, 2008

Las revoluciones en occidente

Ayer, lunes, me explotó la conexión (más bien se sobrecargó, ya que hasta hace unos días la compartíamos 500, y ahora somos 800.)

Ruego, por tanto, se me disculpe y acepte el texto siguiente con retraso:


No sé si alguien habrá tenido ocasión de probar en Francia la salsa Diable. Es bastante común ver en los bares de Plat du Jour (el equivalente a nuestro menú) e incluso en los restaurantes universitarios.

Es una salsa suave aunque bastante sabrosa, hecha a base de mostaza, laurel, cebolla y algo de mantequilla. En la mayoría de sitios es una salsa clara, en la que puedes ver sin problema los granos de mostaza y, algunas otras, notar tibiamente el picor en la pituitaria amarilla de las semillas de Dijon.

La historia de esta salsa viene de lejos, y fue de gran importancia durante las hambrunas previas y posteriores a la Revolución. La salsa, al principio, se hacía friendo toda la cebolla chalota que uno pudiese encontrar en toda la mantequilla que buenamente pudiese poner, y reduciendo con paciencia. Si se presentaba como sopa (que también), se volvía a recomponer a modo de ragú. Y, como la inventiva humana implota cuando hay hambre, surgen genios por doquier. A la salsa se le añadía picado de mostaza de Dijon, cuanto más fuerte mejor, así como pimienta cayena en buena cantidad. Incluso, los más sibaritas, de tener a mano, le añadían estragón y laurel, para matar el olor de la cebolla (pues el sabor había muerto al sepultarla en mostaza y cayena).


La primera imagen que sale en google si se busca Diable

Esta salsa, en origen servida como sopa de cebolla picante; untada, sucada o salpicada en pan –dependiendo, claro, del poder adquisitivo y las formas y modales que se guardasen en cada casa- mataba el hambre, amén de alimentar cosa fina (pues la mantequilla reducida con pan y cebolla aportan lo suficiente para no morir inanes en un tiempo). Su sabor, combinando el picor en la boca de la cayena con el nasal de la mostaza, hacían fútil cualquier intento de apagar la quemazón; de ahí su nombre: Diable.

Años después, cuando alguno de esos pordioseros que se alimentaban con aquella salsa, traída entre aullidos de lo más profundo del averno, ascendieron socialmente, pedían a su servicio que les preparasen aquella maravilla que les había hecho sobrevivir tan largo tiempo; pero ahora sí, como aderezo para la carne o acompañar el postre del pan con queso: de ahí nacieron (entre otros) el Pollo à la Diable (en este enlace confunden la salsa Diable con la Diablo. Aunque sea la traducción NO es lo mismo. Están usando la Diable),la palette de porc à la diable –Pierna de cerdo en salsa Diable, que en este caso suele estar cocinada durante un tiempo con la salsa. También se puede hacer con otras partes del cerdo.

Conforme pasaba el tiempo y las generaciones, aquella salsa se tornó agresiva, demasiado dura e incomestible para los burgueses francos, que aún mantenían a las damas de servicio que sirvieron a sus padres, pero les rogaban –más bien ordenaban- que por favor las hiciesen un poco más comestibles, más fáciles de tragar. No querían llorar, no querían que sus mocos saliesen de sus narices mientras comían, y tener que enjugarlos en un paño de lino o seda; ni tan solo de papel. No querían tener que parar su encorsetada manduca para agarrarse el tabique nasal, y así evitar que se quebrase por las muecas.


Minipunto para quien averigüe la relación del post con esta imagen.

Y, si bien algunos siguieron tomándola y haciéndola tal y como les habían enseñado, la mayoría; la enorme mayoría, ya no la podían tolerar. Muchos, incluso, directamente la desconocían.

Y por eso, por más que muchos quieran, en Europa nadie luchará por nada que obligue a levantarse del sillón.

Sea la esclavitud o la ley de fugas. Sea el poder ser violado físicamente por cualquier agente de la autoridad (que no autoridad) o intelectualmente por gobernantes corruptos.

Y dentro de poco, en ningún sitio.

33 comentarios:

El Hombre de la Pústula dijo...

Yo soy un gran aficionado a delinquir, precisamente para solicitar durante el posterior proceso que se me aplique la ley de fugas. Y es que ya de pequeñito destacaba en las partidas de balón prisionero por sobrevivir hasta la náusea y acabar venciendo, por agotamiento de mis enemigos.

Pues eso, que ahora de mayor aprieto a correr en zig-zags y no hay quien me acierte.

¡Ja!

PD: para salsa Diable, la mezcla de saliva y jugos gástricos que he segregado mientras leía el artículo. Que yo vengo a la oficina con dos tristes madalenas, oiga...

Fauve, la petite sauvage dijo...

Yo soy una gran aficionada a los pimientos de padrón, y los que más me gustan son los que pican, no los que pican un poquito, no; los que rabian. Así que, sin tener que exponer detalles escatológicos, quiero mi minipunto. Que también estoy segregando saliva.

denke dijo...

He probado la Diable, me la sirvieron con carne de caza. Pero viniendo de Mexico no tiene mucho merito... Los franceses, unos aficionados en eso de salsas diabolicas.

La imagen es de One Piece?

Fauve, la petite sauvage dijo...

Claro que es de One Piece la imagen, pero no es eso lo que preguntaba así que el medio punto ¡ES MÍO!

Por otra parte, las revoluciones en occidente no tienen sentido porque no pueden llegar a tener lugar si nadie va a mover el culo (o si nadie cree ya en ellas), a no ser que sea a través de internet, que se puede seguir sentado o echado al mismo tiempo.

Muy buena entrada, Folken, me ha gustado hasta lo de la primera foto del google -y eso que soy tía.

Orayo dijo...

Mi profesora de Historia decia que no hay revolucion sin hambre.

salu2!

The Gentleman Loser dijo...

El picante mata el hambre como el cojin mata la voluntad de cambio... aun queda piri-piri en la nevera, sera mejor que se utilice rapido porque desde que inventaron el yogourt suave nos estan jodiendo todas las emociones fuertes una por una. Ahora lo bueno es lo "mild".

Lo de Sanji sera por su tecnica "Red Leg" o "Diable Jambe".

Folken dijo...

Pustulman, ¿acaso no recuerda aquella campaña del gobierno de "¡¡Despierta, desayuna!!"?

Fauve, bienvenida al club del picante. Pero siento decirle que el minipunto no es para usted.

Denke: No sé por qué la mayoría de mexicanos, al principio sobre todo, no aguantan la mostaza de Dijon o el wasabi. Supongo que no es el tipo de picante al que están acostumbrados. Así que si era de las de verdad y la aguantó bien, no es ningún demérito el haber vivido en México. Y sí, es de One Piece.

Fauve, las revoluciones en internet molan: Puedes hacer la revolución mientras te traen una pizza a casa.

Orayo, y tiene bastante razón.

The gentleman loser, you have gently won.
Sanji está usando en la imagen (de hecho por primera vez, contra Jyabura) la Diable Jambe, nombre que viene de la salsa descrita en este hartikulo.
Un minipunto para usted.
Por cierto, bienvenido.

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Tongo!

Además, ¿era un minipunto o medio punto?

Claro que se pueden hacer revoluciones a través de internet, de hecho se están haciendo; lo malo es que los revolucionarios luchan cada uno a su manera y por su causa... El egoismo impera y nadie va a luchar contra él. Ni con el arma poderosa de la Diable esa siquiera.
En cuanto mi estómago se reponga, trataré de hacer una Diable alle fauve y ponérsela a unas salchichas de bolsa o a carne picada, que es la única carne que me gusta. Bueno, y el solomillo.

Folken dijo...

Puede hacerse la salsa Diable para acompañar un cacho de pan (pero no pan blanco, algo con un poco más de carácter iría bien) y queso.

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Queso! ¡Has dicho QUESO! ¡arf, arfg, aghrf, arfh!

Nuskens dijo...

Prefiero los componentes de la salsa por separado que todos en plan mejunge...
Además, la mostaza de Dijon es un sacrilegio mezclarla con nada más!!!

Uhm la imagen representa el fuego que sale del plato donde está la salsita en cuestión??? xDDD

Folken dijo...

Hamor, ¿te comes la mostaza a palo seco? Qué ganas...

En cuanto a la imagen, es algo tan anticientífico que paso de comentarlo.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Ves, el mediominipunto era para mí.

Rabino Kuerbovich dijo...

O sea, que la sauce Diable vendria a ser el arma quimica de la Europa revolucionaria ...

Misaoshi dijo...

La imágen es de One Piece pero no encuentro la palabra que la relaciona con el texto >.< aaaaaargh quería ese minipunto! XDDD

Menuda con la salsa diable que culo xDDD

Fauve, la petite sauvage dijo...

Con todos los respetos, Rabino, yo creo que es el arma antirevolucionaria; ya que, tras ingerirla unida a una, al parecer, copiosa comida, y una vez terminados los efectos colaterales o adjuntos, a lo que tiende el individuo es a echarse en un sofá y dormir la siesta.
Quizás una vez allí piense en todo lo que podría estar haciendo... hasta que se duerma entre los cojines y tapado con la mantita en el sofá.

The Gentleman Loser dijo...

Gracias Folken!
(por cierto que a quien le guste lo picante y revolucionario deberia probar los pimientos de padron que se cultivan en Zimbabwe, son como punyos de grandes y te asuguran una cruenta revuelta en las tripas)

Fauve, que te parece si el minipunto de la discordia lo mandamos de Embajador al Vaticano y santas pascuas?

Nuskens dijo...

Hamor la carne es la mejor compañía para la mostaza :P (en grano o la que ya viene molidita en salsa, me encantaaa!!)

estanli cuvric dijo...

No me hable usted de salsas, que aún me duelen las piernas y los oídos.
Puto trópico.

a miscelanea dijo...

( Aquí están los desaparecidos: http://prejubilados-de-rtve.blogspot.com/2006/12/somos-el-pasado-todos-las-bahamas-paga.html )

Yo me quedo con tu equipo fotográfico del blog, es espectacular.

En Valencia hoy había una comida por un euro, macarrones a la boloñesa, con el lema: "cómete a Bolonya". Ejemplar!

tia cookie's dijo...

Yo lo siento pero he visto el estupendo culo de la diable de internet, lo he mezclado con el picante y ahora sólo pienso en las almorranas post-parto...lo sé mein her! soy una básica emocional con unos referentes vulgares, suerte que le tengo a usted mon capitain que cohabitó con los francos y comió su salsa! Por cierto sigue existiendo el garito "Lulú la tigress"?

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Noooooo! A Pacochet, ni la hora. Déjalo allí que está muy bien. Y a ver si hacen con su casa del Parrote como con el pazo del pueblo gallego, ahora llamado de los Franco. Prefiero incluso que el minipunto lo gane usted, caballero winner; con decirle eso ya se imaginará...

Fauve, la petite sauvage dijo...

Tía Cookies, para que olvide el tema, ¿no era Lili la tigresa? Ah, no, que esa es una peli de Woody Allen.

Pimientos de Padrón en Zimbawe... Ay, queréis matarme. Pero seguro que están buenísimos.

¿Os he contado alguna vez que con semillas de pimientos de padrón conseguir cultivarlos en una maceta en mi piso y que hasta me dieran las plantas tres pimientitos? Por supuesto, no fui capaz de comérmelos, ¡eran como mis niños!

Folken, querido, ya ves los temas que nos interesan: los vicios, la comida y los culos.

Una entrada fascinante, divertida y original, cosa difícil ya de encontrar por saturación. Enhorabuena, mi genio.

Joan dijo...

Veo que el tema gastronómico despierta expectación, salivación y peristaltismo, los dos últimos los comparto.

Soy un lego total en el tema anime, pero exijo un minipunto adicional porque barrunto que el rubiales de la foto acaba de tomar salsa Diable y el resplandor que le atormenta es el producto del encuentro de la salsa y sus intestinos. Vamos, que el Ohio lo tiene on fire.

Por cierto, me ha faltado una afoto de "la autoridad". Mmmmmh... ¿o debería exclamar... ¡¡Aaaaaagh!!?

Fauve, la petite sauvage dijo...

Folken, llegados a este punto creo que lo más prioritario es el minipunto. Deberías pronunciarte al respecto. Y que conste que fui la primera en adivinarlo, tururiruuu...

Folken dijo...

Fauve, no tiene que ver con el picante. La pierna está ARDIENDO (literalmente).

Rabino Rabinovich, combinada con batidos de proteínas genera unos pedos devastadores.

Misaoshi, ¿culo?. No, yo puse la imagen como amante de la fotografía. Está perfectamente encuadrada, ¿por quién me toman?

Fauve, lo de dormir la siesta no lo tengo yo tan claro después de eso.

Gentleman Loser, el punto es suyo, haga con él lo que quiera.

Nuskens, yo la mostaza la uso para matar el sabor del rancho del comedor universitario. Aquí en Francia te dan mostaza picante a volonté, así que la mierda que te dan al menos sabe a algo: a mostaza.

Estanli, las cábalas provocan desproporciones de inquilinos.

Misceláneo (o Andy Lucas), ahí hay algunos de los prejubilados. No me imagino un blog a 4000 manos.
Aunque si hiciese uno el tipo raro de la pajarita, lo seguiría.
Tenía una pinta más rara...

Tía Cookies, aún comparto tierra con estos bárbaros. Y un local llamado Lulu la Tigrese, pero sí que conozco a la tigresa del oriente (video).

Fauve, yo prefiero el dolor y la mesura, pero bueno, lo disimulo bastante bien.

Joan, no es el ano lo que tiene "on fire". La Diable Jambe se llama así porque tiene la pierna en llamas.

Fauve, como ya dije, el minipunto es de Gentleman Loser por haber acertado personaje y, sobre todo, qué está haciendo.
Todos los golpes de Sanji son o platos o partes de animales en francés, así como tipos de corte E.g. Tournedos, emincé, troisieme; deuxieme et premiere hachis, Basse Cote, Jarret... Y por último, Diable. Para sazonarlas todas.

vivahonduras dijo...

Si en Europa nadie luchará por nada que obligue a levantarse... en España directamente por nada que les obligue a mover los párpados.

Capazorros dijo...

¿Por qué van a luchar si lo pueden hacer otros por ellos?
Tendre que probar esa salsa.

Folken dijo...

Vascoeslovaco, ¡¡España luchará por Eurovisión!!. Al tiempo.

Capazorros, si programamos un par de robots para que lo hagan por nosotros...

Southmac dijo...

La primera imagen buscando diable en google es otra... si desactivas el filtro de contenidos activado por defecto...

Fauve, la petite sauvage dijo...

Sí que sale la primera, y ésta la segunda:

http://images.topflood.
com/diable.jpg

(Separo para que quepa, claro).

Folken dijo...

Sigo prefiriendo la foto del hermoso pantalón rojo al de la mujer con dalle.

Doctor Mapache dijo...

Lo siento después de la primera foto no he podido concentrarme en el resto del artículo.
Saludos a su "señora", la derecha.
;-)


Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.