viernes, septiembre 28, 2007

Guía Snedecor (F)

La Guía definitiva del gobernante tercermundista

Versión actualizada de la que hizo el vetusto expresidente de Singapur



¡¡Hola Amigo!!

¿Es usted un mandatario de uno de esos paises...”En vías de desarrollo”?


¿Y no está harto de vivir entre miseria y miserables?

¿entre desarrapados y gente que no tiene ni donde cabarse un nicho en el que morir?

¿Harto de que la mayor fuente de proteínas de sus vecinos sean las moscas?


¡¡Esta es la solución!!


Con esta guía, siguiendo simples instrucciones, que podrá llevar a cabo gracias a su, a buen seguro, deficiente sistema legal y de garantías, podrá usted abandonar su nido de miseria.






¡¡Paaaaaso número unooooo!!

Primero, de una corta lista, ¡no se apure!,

¡¡su aversión a la lectura no impedirá que sea un grande entre los grandes!!


Investigue o mande investigar, si es que no lo sabe ya, cuales son las mayores fuentes de riqueza natural de su país.

Es simple, a buen seguro tendrá usted algún mineral que escasee, grandes extensiones de tierra cultivable, grandes superficies arboladas.

Si ya están siendo explotadas, ¡¡mejor que mejor!!


En el hipotético supuesto que su república democrática o similar no tenga ningun recurso, pase al CAPÍTULO ESPECIAL.






¡¡Sencillo paso núúúúúúmero doooooos!!

Imposible fallar con la guía espiritual de este manual


Si ya hay empresas extranjeras explotando sus recursos, pase al siguiente punto.


En caso contrario, haga público con el poco presupuesto del que, a buen seguro dispone, todo lo que va a poner usted en venta en su país, es decir, todo.

Recuerde, ofrezca a los inversores extranjeros contratos vitalicios, sin ningún tipo de restricción, exención fiscal absoluta a cambio de una pequeña tasa de tramitación para usted y alguno de sus lugartenientes. A poder ser, pagadera en banco extranjero, recuerde, usted quiere no volver a estar entre ratas y cucarachas hambrientas.


Si es usted un idealista, de corte populista y/o semitotalitario, puede canejar sus recursos por inversión directa en infraestructuras y educación, amén de una pequeña tasa para usted que, en este caso, será menor que en el anterior.


-Sería recomendable que exigiese un pequeño número de trabajadores patrios en las empresas, aunque es contingente, no necesario.-







¡¡Abracadabrante paso número trrrrrrrrressss!!


Compruebe que el desembolso de las compañías en cuestión se ha realizado.


Simple ¿no? Hasta un mono retrasado con caspa y dientes salidos podría hacerlo. ¿¿¡¡Qué no hará un apuesto mandatario con presbicia!!??





¡¡El paso número cuatro!!

¡¡En la sencillez está la virtud!!


Nacionalice toda la producción, materias primas y las fábricas construídas con capital extranjero.


Usted decide, ¿Conserva a los operarios como esclavos? ¿quemarles a ellos y a sus casas?¿Dice que escaparon sin motivo y vende sus órganos en el mercado negro? (Esta opción es la más rentable) ¡¡La imaginación es el don divino (O racional marxista) de todo buen gobernante!!






¡¡Y aquí llegó el paso núúúúúúúúúúmerooooooo CINCO!!

(Bailo un brinco y seis, no me véis)


¿Cansado de leer? No se apure, aquí terminan sus peripecias.

La presión internacional, en forma de intervención directa o indirecta de gobiernos y empresas del “primer mundo” (O Rusia y China), le van a derrocar o ya lo han hecho mientras lee esto.


Ha acumulado una buena fortuna, huya a un país industrializado con malas relaciones diplomáticas con los mayores afectados. Exija inmunidad diplomática mientras tacha a los nuevos tiranos más dóciles de tiranos y golpistas. Si no ha cometido crímenes de lesa humanidad en su país de origen, esto será más fácil.

En caso de no haber leído el último párrafo en un avión con un piloto de confianza o encañonado por su nueva Astra con cañon de doble largo, está usted asediado por los nuevos dirigentes del país, por mercenarios o por militares extranjeros. No va a vivir más en ese nido de ratas que es su país, está muerto.





¡¡CAPÌTULO ESPECIAL!!

ES ESPECIAL, PORQUE ES EXTRAORDINARIO, ES EXTRAORDINARIO, PORQUE NO ES ORDINARIO.

¡¡Hasta un canario con patines podría hacerlo!! ¡¡Y su vuesencia es un auténtico AS!!


En caso de que su país no tenga nada (Está usted en el Sáhara, en la zona desértica sin uranio ni metales preciosos de Mongolia o algún erial similar) o de que requiera de ingresos extraordinarios, siga estos dos sencillos pasos:


1- Pida ayuda internacional.

Si no sabe como, seguro que hay estúpidos bienintencionados de alguna gran ONG por su zona. Hable con ellos. Nadie se niega a un presidente. Dígales que cooperará.

Pídale ayuda al Fondo Monetario y al Banco Mundial. Estos le permitirán hacer algún apaño como los contratos de gestión de agua de varios países africanos.


2-Desvíe todos los fondos que le sean posibles a sus cuentas personales. Los préstamos del fondo monetario, a pesar de ser a corto plazo son fácilmente sumergibles, solo tendrá que firmar un par de decretos liberalizando su cultivo anual de moscardas y tierra yerma.

Si recibe ayuda internacional por calamidad en forma de especie, no la distribuya y véndala a terceros países.


3- Abandone la nave antes de que lo hagan las ratas. Fácil y rápido. A buen seguro habrá, al menos, una Cesna Presidencial en su destartalado páramo. Vaya donde puedan querer su bien merecido dinero, es decir, a cualquier país del mundo. ¡¡Se lo ha ganado, campeón!!



NOTA SOCIAL: He sido secuestrado por antiespañoles.

martes, septiembre 04, 2007

Fiel a dos tendencias que se vienen repitiendo de un tiempo a esta parte en el bloj, he aquí un el postio mensual de calidad inferior a todos los anteriores, lo cual no deja de resultarme difícil, ya que el listón ya no es más que una ralla de tiza en un socavón.

La memocracia, o gobierno de los memos es la demostración plausible, esto es: tocable, manoseable, masajeable, turgente y anaranjada de que la democracia, a pesar de sus muchos defectos, demuestra ser un ser autónomo, no necesariamente racional y que requiere de la responsabilidad manifiesta de los democracienses o habitantes del lugar donde se practique.
¿qué es la memocracia? La democracia suicida. Esto es, por ejemplo, Venezuela.

A día de hoy, prácticamente cualquier cosa que el presidentísimo don Francisco Fr... Don Hugo Rafael Chávez Frías, es legal. ¿Por qué? Porque tras convocar cortes constituyentes atribuyó a su persona, constitución mediante, los poderes de gobierno ilimitados, así como los de ser más rápido que Flash, volar más rápido que Superman, ser más garrulo que Capitán Marvel y unas cuantas cosas más para no verse superado por el imperialismo Yankee. Ya se sabe que los Yankees son uno de los mejores equipos de la liga, así que la lucha no será fácil, a pesar de estar amparado por la constitusión de la República Bolivariana de Venezuela (que, sin ofender, aparte de tener una redacción deplorable, en ocasiones da penita). No voy a entrar más en valoraciones personales de este tiránico aunque simpático personaje, así que seguiré.

HOLA, NO VENGO A CUENTO


Venezuela es un país que ha sabido suicidar la democracia, y lo ha hecho por mayoría absoluta. Por tanto, siempre que las aberraciones que se hagan en ese país no estén contempladas como delictivas por sus leyes, no va a ser ilegal dentro de ellas. Dado que gran parte de la población sigue apoyando medidas represivas como la de la factoría de las telenovelas, o la probablemente ilegal nacionalización de una industria petrolífera sin la consiguiente indemnización por rescisión de contrato, se demuestra que era por tanto la voluntad de la mayoría el no volver a decidir. Básicamente, los ciudadanos del país decidieron, por unanimidad, ser menores de edad. Y esto es duro, pero es así.
Una pregunta que surge aquí es el por qué ellos pueden decidir ser menores de edad y yo no puedo decir que lo sigo siendo después de atropellar a 4 ancianas, 2 bebés y un maleante. Para empezar porque la responsabilidad es algo que se supone y, sobre todo, porque legalmente no tengo capacidad para ello. El conjunto de venezolanos apoyaron el que sus representantes les convirtieran en menores de edad, y se reafirman cada poco tiempo en ello. Son las normas, como normas son que no se puedan utilizar sables láser en los combates de boxeo. Simple. Una sola persona no puede cambiar las normas sin que previamente se le haya otorgado tal capacidad (que, en caso de querer otorgárseme, recibiría con gusto y utilizaría para hacer de este un país moderno, con un ejército en condiciones y con unas corporaciones municipales cogidas por los testículos metafóricos)

Pero como decía el filósofo de gran tupé, basta de hablar de mi, hablemos de mi. La democracia, para no suicidarse, necesita de una química mental poco inestable (que no estable), esto es, que los ciudadanos no sean una panda adocenada de borregos iletrados que se repantingan en mugrosas sillas de espumillón tapizadas con algodón estampado en sudor y vómito, que no sean analfabetos dominables por dialécticas de feria y palabras tan grandilocuentes como vacías; que escuchen antes de pensar, piensen antes de hablar y no hablen por hablar; que no se guíen por criterios únicamente irracionales, por odios e ideas repetidas como mantras carentes de significado o conexión alguna con la realidad, por razones de cartapacio... En pocas palabras: Exige que los ciudadanos sean razonables y razonen. No mucho, quizá sirve solo una vez cada cuatro o cinco años, pero que lo hagan alguna vez.


Aquí tenemos el concepto okupa de cómodo, es decir:
lo kómodo ej que papi te pague el kali y la ropita rota.


El problema viene con la ignorancia autoinducida, con la facilidad y comodidad asociadas a ser menor de edad:
Qué fácil es que otros decidan por uno mismo. Qué fácil es que me dirijan la vida, que me digan lo que hacer, lo que pensar, lo que sentir... Que me digan como interpretar lo que veo, oigo, siento, huelo, saboreo; lo que percibo. Y qué difícil es, pararse a pensar, escuchar lo que nos dicen, leer lo que nos escriben; y qué duro es saber que a pesar de estar gobernados por estúpidos ávidos de poder, de infinita ansia de control de la vida privada ajena, por incompetentes que nos tienen por lo imbéciles que aparentamos ser...

Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.