domingo, diciembre 24, 2006

Breve historia de los pisos españoles

Como es un tema de moda así tope guay Pascual, e hicieron una "manifa" tope guapa el otro día mientras yo curraba, pues voy a hablar de ello, para ver si consigo comprarme algunos trolls.

Y va con todo esto que corrían los años 70, salidos de la crisis del aceite de piedra, firmados los Pactos de Moncloa y ya metidos en los inicios teóricos de la democracia, que España comenzó a crecer a un ritmo bastante alto. Algunos patanes manipuladores (más que yo), dicen que menos que en los 60 gracias a las políticas del excelso caudillo de las Ex-pañas don Francisco Franco Bahamonde, y tienen razón.Si yo tengo un euro y me dan otro por vender territorio PATRIO para bases y por cuatro tonterías más, está claro que habré incrementado en mucho por cien lo que tengo. Si le das un euro a un mendigo, no le haces rico, le haces un euro más rico. Bue, sigamos... La euforia de finales de los 70 se tradujo en la desmesura y la garrulicie ochentera, época de excesos y en la que el dinero corría por España como no lo había hecho jamás en la historia del país. Todo era guay, los niños entendían a la bruja avería, el mejor político que ha dado el siglo XX en España (Herrero de Miñón) continuaba en el parlamento, y la gente follaba mucho y se pintaba el pelo de colores y todos eran los más marchosos, como Leticia Sabater.

Todo era guay y chachi en la viña del señor, en la tierra del apóstol Santiago (bueno, realmente en Galicia todo siguió y sigue igual) y los empresarios ganaban mucho dinero gracias a FEDER y a los fondos estructurales, y a los fondos de cohesión, y a los primeros y últimos fondos masivos de la PAC, sobrecalentando la economía (que lo necesitaba, porque en aquel momento era de juguete). Los fondos FEDER, los fondos de Cohesión y los fondos sin fondo entraban a chorro en España, llegando a niveles de inflación de dos cifras aunque con incrementos salariales relativamente parejos a ellos, acercándonos rápidamente a niveles salariales y de precio, aunque no de calidad de vida por más que algunos se empeñen en que el calor y la noche lo sean.

Pero, ¡¡OH Glaucón (fortuna)!!, en el 92, a pesar de la euforia de Curro y Cobi, se produjo una mini crisis económica que hizo cundir el pánico entre los empresarios medios españoles, las burguesías medias urbanas (abogados de "éxito", médicos, pequeños empresarios con capital sobrante etc.) y de altos asalariados. Teniendo en cuenta la mentalidad conservadora de la mayoría de estos a nivel global, y que por aquel entonces no se tenía muy claro el funcionamiento de la economía y que algo intangible pudiese tener valor real (y sigue sin tenerse conciencia de ninguna de las dos), se comenzó a invertir en valores refugio, inmutables, eternos, tangibles, habitables y pagables en B. Y se quedaron tranquilos. Pero lo que no esperaban, es que los hijos del baby boom tardío necesitasen pisos en la españa de principios de los noventa, los chicos de 25 años nacidos a finales de los 60 y en los 70 no querían seguir viviendo en casa de sus papis, y la demanda de lugares habitables aumentó, justo cuando el valor refugio del ladrillo empezaba a despuntar. Por la oferta y la demanda, los precios crecieron rápidamente, y los ladrillos-refugio pronto costaron más de lo que antes costaban. Los alquileres en B, los crecienets fondos (que alcanzaron máximos en 1995-1997 de hasta un 1% del PIB) hacían que la gente "de bien" dispusiese de más líquido, mientras la econo´mi se recuperaba, lo que propició aún más que la gente quisiese pisos para vivir, porque los jóvenes volvían a encontrar trabajo (algunos de ellos de albañiles) y volvían a querer pisos.

Tras unos años de crecimiento más o menos moderado, la bajada de tipos ed interés propició que los valores refugio intangibles clásicos, esto es, la renta fija y la deuda pública, no rentasen demasiado, pero la vivienda seguía creciendo año tras año a niveles altos, que de todas formas no eran los actuales.

Con el desplazamiento de toda esta masa inversora los precios subieron rápidamente, llamando la atención incluso de la inversión internacional, y catalogando en 2005 la inversión en vivienda en España como la más rentable de toda la UE.

Otra particularidad más del caso español es que, a pesar de que el precio de las viviendas de nueva creación sube y sube, las calidades bajan, haciendo posibles campañas como la de "paredes de ladrillo, las de toda la vida" por la maravillosa idea de algunos constructores de ahorrar en ladrillos poniendo los tabiques de pladur, en los que no puedes colgar nada... aunque mejor, así puedes poner posters con celo, que queda como más "ochentero" e "intelectual", alejado del "imperialismo yankee" que nos oprime con sus "marcos para cuadros pesados y de mala calidad porque son americanos fachas y malvados" (eso si, no apretéis muy fuerte el celo que traspasareis la pared con el dedo). + Precio, - Coste = Inviertan en constructoras hasta que Ex-paña aguante.

¿Acaso creyeron que este anuncio era por nada?

Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.