domingo, octubre 29, 2006

Legislando sobre idioteces

Me parece perfecto que la gente cultivada, seria, racional y, de ideas mínimamente consistentes se burle y mofe de propuestas tan descabelladas como puedan ser la del diseño inteligente en la capital del Mundo Libre. Pero, sinceramente, me resulta igual de surrealista otra que a algunos parece que incluso les resulta una idea maravillosa cuando la otra no: La de tratar de criminal a todo aquel que niegue o se mofe del genocidio cometido por los turcos en Armenia. Por ahora solo en Francia, pero tal y como está el percal puede que no tarde en extenderse a otros sitios.

¿En que se parecen una a otra? Fácil. No es tarea de los políticos meterse en lo que no sea de política. Las cosas son como son, y la magnitud y consecuencias de lo ocurrido en Armenia deben ser valorados por historiadores, y si quieren hacer una valoración de su repercusión en la sociedad actual la deberían hacer sociólogos o a lo sumo psicólogos de masas. Ahí no pintan nada los políticos, al igual que no lo pintan decidiendo sobre si deben enseñar a los niños que un ser del que no se tiene ninguna traza de existencia y lo tenemos que tomar como un axioma totalmente irracional guió la evolución y extinción de millones de especies de forma totalmente despiadada pero va a ser bondadoso con nosotros.

Por otra parte, enseñar Diseño Inteligente en un colegio me parece tan aberrante como enseñar en los telediarios que si armas el suficiente ruido podrás conseguir lo que quieras extorsionando a los demás. Si gritas en clase podrás acusar al profesor de cualquier cosa para que lo tiren del colegio. Si gritas en el púlpito podrás conseguir que la gente asocie su salvación espiritual con la expulsión de determinadas ideologías de un país. Si chillas desde una mezquita podrás conseguir que retiren una ópera de Mozart por mostrar una cabeza de Mohamed decapitada. Para eso si que están los políticos, para legislar y mantener la seguridad de tal forma que se pueda mostrar la cabeza de Mohamed (Mahoma es un término despectivo, algo así como llamar a Jesús “melenudo”) embadurnada en heces de nutria si fuese menester, para que la gente sepa que en nombre de ese Dios cristiano ya se ha derramado suficiente sangre, para que un profesor sea alguien que pueda enseñar, y tenga suficiente capacitación como para controlar e instruir a sus alumnos (que hay cada zote suelto que por no saber no sabe ni hablar, y me se les cae el boli y condenan la pederastria por anticonstitucional). Para eso si que deberían estar los políticos, pero parece que para eso no se los va a encontrar.


Por otra parte... Los franceses ven la viga en ojo ajeno, pero no ven sus vigas en Argelia, en Senegal y gran parte del África negra (Eso que ahora llaman subsáhara, por al parecer es inferior al Sáhara, aunque no se si está más al sur) o en Indochina, con masacres en Vietnam y Laos, sino que las ensalzan (miren el artículo 4, es una obra maestra, sobre todo la frase
"los programas escolares reconocerán en particular el papel positivo de la presencia francesa en ultra mar, sobre todo en el norte de África". Una joya oiga.


Nicolas Cage interpreta a un heroico detective que será ayudado por
un ex-político en paro por decir lo que realmente le importaba: Su nombre

martes, octubre 10, 2006

Gran tierra de libertad

Consejo del día: NUNCA, NUNCA, NUNCA pidais un zumo de coco si no
teneis cuchillo y tenedor a mano... eso NO es un zumo



Rusia, tras sufrir la devastación y sufrir bajo las hordas rojas recupera poco a poco ese esplendor del que gozó durante la época zarista. Gracias a Dios, esa basura que no hacía más que chantajear a un gobierno legítimo y respetuoso ha caído a manos de algún héroe anónimo que ahora debe esconderse por ser ese un país demasiado justo.
Gracias a Dios expulsan de sus tierras a esos harapientos y andrajosos comunistoides georgianos que no hacían más que frenar la imparable marcha del país, líder en producción de Gas, Libertad y Armas.
Bañada por la cálida luz del Dios ortodoxo, la tierra de el más grande, comprensivo y amigable presidente que haya conocido el siglo XXI (Vladimir Putin) es la cuna de todas las bondades que pueblan hoy toda su zona de influencia natural:
Gracias a ese gobierno incorruptible, se ha formado una alianza inquebrantable entre la Gran Madre Rusia y el país más boyante de la actualidad: Kazajstán. Este satélite de riquezas no es solo la cuna de grandes ciclistas como Vinokurov, sino que es la envidia de las grandes ciudades de hoy en día, construyendo su propia Brasilia en medio de la estepa para mover la capital (Antes Alma Ata, ahora Astaná) más cerca del benigno influjo ruso. Esa gran metrópoli, construida sólidamente con petrodólares y con los grandes avances de la industria actual, como la aluminosis, es la urbe arquitectónicamente hablando más moderna de toda la región. Gracias a las bondades del gobierno local, las minas de oro, petróleo, uranio, carbón, zinc, cobre... son explotadas por las más eficientes compañías, como Gazprom, que reportan grandes beneficios a las élites al pueblo kazajo y al ruso, siendo un ejemplo de fraternalidad no sumisa.

Realmente, la envidia a la cuna de la libertad en Europa es horrenda. Lituania, patético país sin ejército y la purria de los antiguos aliados de la Gran Madre Rusia es ahora conspiradora, llegando incluso a rechazar la mediación discreta de los funcionarios rusos en asuntos de incumbencia mútua.
Polonia, antigua chusma lacaya ahora intenta esputar bilis sobre las impolutas e incólumnes ventanas de prosperidad de Rusia, y trata de presionar a otros paises para que cesen en su imparable y necesario comercio con la Gran Patria.

Pulcras cárceles y refinadas e indoloras muertes debieran aguardar a quienes osen ensuciar el amado suelo de la amada patria. Héroes debieren ser aquellos que escapan de la eficiente policía y de la eficaz fiscalía tras asesinar a aquellos infraseres que habitan en mechinales de mediocridad y resentimiento y tratan de inventar falacias y de desvirtuar los grandes logros de la nación, como Paul Klebnikov o Politkovskaya. Pero no se hace porque la bondad es algo innato al valiente pueblo ruso

Y seguro que el comunismo es la solución, porque estar bien alimentados no ha bastado, aunque si ha servido para dar a seres como Isinbayeva o Fedor (aunque naciese en lo que hoy es la traidora Ucrania, él es ruso).

Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.