miércoles, agosto 16, 2006

Tonterías que hacen pitar los oidos.

cayuco1.



1. m. Embarcación india de una pieza, más pequeña que la canoa, con el fondo plano y sin quilla, que se gobierna y mueve con el canalete.



cayuco2, ca.



1. adj. coloq. Cuba. Dicho de una persona: De escasa inteligencia.

2. adj. coloq. Cuba. Dicho de un asunto: fallido (ǁ frustrado).


Desechamos la segunda definición. Nos queda que



Hasta donde yo veo eso tiene quilla, no es de una pieza, es más grande que una canoa, no tiene fondo plano.

Sin embargo esta cumple los requisitos (a pesar de no ser india, sino italiana)

Lo que no entiendo es por qué la RAE ha aceptado como correctos los leísmos y va camino de hacerlo con los laísmos, porque al menos a mí me duele la cabeza cada vez que oigo en el telediario o en programas varios "la dijo", "la pegó una paliza". Se supone que los han admitido porque son de uso frecuente, (será en Madrid, porque yo eso no lo había oído en mi puta vida). Así puestos que acepten como correcto decir "me se ha caído", que es común en Valencia o que admitan como correcto escribir LoL en vez de "que gracioso" o sus respectivas castellanas. Bah, no se de que me quejo si dentro de poco Cayuco será también: "embarcación más grande que un Playmobil pero más pequeña que un portaaviones, construida de múltiples piezas de madera, con quilla y donde viajan "subsaharianos" rumbo a una vida mejor"

Esa otra. Subsaharianos son también los sudafricanos blanco-nuclear del apartheid. Joder que digan llena de negros, que es lo que quieren decir, y nos ahorramos estupideces. Esto dentro de poco será como en Estados Unidos, que se empezó a ver mal decir "negroe", luego mal decir "nigger", "black", "coulored people", y ahora mola "afroamerican", aunque dentro de poco también estarán mal y dirán "people with high levels of melamine". Tiempo al tiempo.

Aquí tenemos al técnico superior municipal en
extirpación y supresión de elementos nocivos

domingo, agosto 13, 2006

Quería hablar de algo interesante pero se me olvidó por el camino

Todo el mundo tiene derecho a aburrirse.




Hoy en día la guerra no se libra solo en los campos de batalla (jojojo, que frase rimbombante y estúpida suelto para empezar, apabullante ¿eh?), y los terroristas no matan "por matar", si se me permite esa barbaridad (no se me debería permitir, haced algo).


Quiero decir, yo si ahora quisiese matar a mucha gente de forma indiscriminada no necesitaría bombas ni demás tonterías. Pasaría con mi coche por la M40 o la A3 o cualquier otra carretera de ese estilo a las 5.30 AM (por decir una hora) dejando un reguero de aceite lubricante y esperaría a ver el baile de coches que se despeñan, se empotran contra las fincas que rodean esas carreteras etc. Si tuviese un avión secuestrado no me empotraría contra las torres gemelas, que quieras que no, no es tan efectivo como empotrarte contra VandellósII, que como todas las centrales nucleares no está creada para soportar un choque frontal de un avión de pasajeros (por si los de la CIA leen esto, ninguna de estas ideas son mías, una es del imán inglés que detuvieron hace poco y la otra es del manipuladorzote de Ignacio Ramonet. Las mías son más pragmáticas y factibles que las de estos tipos).


A eso me refiero con que no matan por matar. El terrorismo es prácticamente en su totalidad mediático, y la guerra mediática no se gana con bajas, se gana sabiendo manejar el miedo (hacia ti), el odio (hacia los demás). El terrorismo se alimenta de la acción y la reacción. Por ejemplo, si un ciudadano andorrano hubiese matado a Stalin y hubiese echo un festival con sus vísceras, Churchill y Eisenhower se hubiese alegrado, pero Andorra hubiese sido bombardeada y aniquilada, Inglaterra y USA se hubiesen cabreado y unido a la causa que no representaba Andorra, sino el puto psicópata que ha matado a Stalin y ha provocado que muera la gente de su país. La diferencia aquí con cualquier tipo de terrorismo, es que los que simpatizan con el asesino no son Churchill y Eisenhower, sino una sociedad más pequeña que la del asesinado o militarmente más débil.

Ejemplo práctico: Musulman loco destruye torres gemelas, “Mundo Libre” se lía a pepinos con, por ejemplo, Afganistán, así que los afganos y los que sentían simpatía con los afganos se cagan en la puta madre de “Mundo Libre”. Es simple. Por supuesto, Musulman loco se puede ocultar fácilmente entre sus simpatizantes y sus acólitos porque:
a) Sus simpatizantes están siendo brutalmente atacados por el enemigo, ya que el enemigo es malo malvado.
b) Una persona es relativamente fácil de ocultar

El problema es que claro, “Mundo Libre” cubre el frente policial-militar de la guerra, pero también ha de cubrir el mediático. Es más, como los dirigentes de Mundo Libre son unos hijos de puta, utilizan la algarabía (me encanta esa palabra) que crean los terroristas, el miedo y el temor que ellos mismos han inspirado para sus propios intereses. Y ahí es cuando empieza todo a degenerar. Por una parte, los intereses nacionales de cada estado son el mantener la paz y evitar que cunda el pánico, pero los intereses de todos los partidos gobernantes son que cunda el pánico para ensalzar el papel de papá estado abrazando con su protección a los votantes, y el de los enfermos mentales o los poseedores de “stock options” de empresas de armamento es aterrorizar para que se pueda justificar más gasto en bienes fungibles militares, armas, sistemas de alarma etc. Y la mejor forma de eso es reventar cuanta más población civil mejor, para que haya más potenciales terroristas y más temor y más necesidades defensivas, y los políticos psicópatas necesiten más guerras preventivas.

Para que cunda el pánico y no te vean como al malo, por supuesto, el secreto está en manejar correctamente los medios de comunicación.

Si tu dices que has destruido las torres gemelas y añades secundariamente que han muerto 6000 personas y las imágenes que ves es solamente de las torres cayendo, ves un símbolo cayendo. No te parece que ha sido tan grandísimo crimen como es hacer un tren estallar si no piensas en las personas que hay dentro, y menos si ya estás predispuesto en contra de quienes lo reciben, ya que el ataque es “al país” o “al símbolo”, no a cada una de las personas que han muerto. No ves que los psicópatas que dicen defenderte han cometido la masacre que en realidad han cometido.

Si te dicen “6000 personas han sido asesinadas” te quedas como ya más amargado. De todas formas los números así en abstracto siempre son como más fáciles de digerir que si te pones a pensar una por una en las personas que han muerto, aunque claro, eso ya se ha de hacer a título individual.

Por eso para los psicópatas asesinos que el echo “atentado en el metro” “destrucción de torres gemelas” se presente de forma más llamativa que lo que en realidad es.

En los países que reciben el golpe, la situación es relativamente similar. Se ha de intentar fomentar más odio que miedo, más patriotismo que verdad, más sentimientos que verdades (a no ser que vivas en un país sin corruptos o sin amigos comisionistas de corruptos extranjeros, lo cual hoy por hoy es difícil de encontrar).

Uno de los problemas, que a la larga esto crea, es que todos los medios de comunicación acaban sirviendo a un fin concreto, no tienen como fin informar sino como fin mediatizar a la población en uno u otro sentido para que o bien se apoye a los que han atacado a los “malos” o bien se contraataque a los “malos”, y así sucesivamente en un bucle infinito donde siempre ganan los que no van a la guerra y los que no sufren los atentados.

Y quien no los sufre, ni directa ni indirectamente, sufre la desinformación, le quitan a uno toda la capacidad crítica sobre un asunto haciendo que al final o se la sude todo o esté totalmente mediatizado por esos que necesitan su apoyo como sanguijuelas.

De todas formas casi es mejor así, a nadie le gusta pensar, todos preferimos que nos digan las cosas como las pensamos sin puntos de vista contrapuestos, o si te los dan en forma de “bocadillo” y con comentarios como “lo ha dicho uno que no piensa como tu, así que será un estudio partidista”. Y por supuesto, que nos digan “ahora odia a ese”, ahora cómprate una pistola, hazte un búnker en Cuenca y dispara a lo que se mueva

La guerra mediática es estúpida. Es asquerosa. Y lo mejor, la guerra mediática hace que te traten como a un subnormal e incluso a algunos les hace más subnormales de lo que eran... Aunque para que decirlo, ahorra muertes.

PD: Los saltos temáticos sin sentido son porque soy jilipollas.


Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.