domingo, abril 30, 2006

Circus máximus inri per cápita.

Nada mejor que convertir la política en un circo para que realmente nadie sepa que pasa realmente en un país. Nada mejor que presumir de libertades sin saber por que han llegado y nada mejor que reclamar derechos sin saber que son ni de donde salen.


Es mejor no pensar que los circos lo que hacen es entretener, pero que nada de lo que pasa en un circo es importante, a no ser que un elefante se nos siente sobre la cabeza, pero eso es otra historia. Realmente en un circo se nos da lo que creen que se nos ha de dar, y lo que creen que estamos pagando con tiempo por recibir, y a veces pagando entrada incluso. Porque realmente la política ahora es eso. Un fino arte que ya durante el S. XIX comenzó a nacer (renacer) con la oratoria, donde la gente oía lo que quería oír, donde se les daba un chivo expiatorio para sus problemas, por aquel entonces más reales que los de ahora (Reconozcamos que ninguno de nosotros trabaja 16 horas al día por un plato de sopa). Había arengadores con discursos y soflamas que en algunos casos perduran y en otros hoy en día serían impensables (los discursos).

Antes para difundir las arengas y preronatas debían de viajar mucho estos politicastros. Hoy se meten en tu casa a decir las mismas idioteces que, a fuerza de ser repetidas me la refanfinflan aunque sean importantes, o que a fuerza de repetirlas acaban enfervorizando y enrabiando a la gente aunque no tengan ninguna importancia para su vida. Así se ha logrado que las opiniones políticas hoy en día sean una repetición papagayica de lo que dicen los talibanes fanáticos e irresponsables de las ondas y rayos catódicos y de los políticastros de uno u otro color. Y perdonen que les diga, pero ESO, no es política. Son conversaciones de bar.

¿Que os decía?

El día que uno de esos a los que se ha votado (yo no, no he tenido edad hasta ahora) nos diga claramente ESTE (X) es el problema que ha sido provocado por A, B y C, y propongo las siguientes medidas en base a estos estudios, datos o experiencias 1) 2) 3) 4)… las que sean, y la respuesta sea algo igualmente racional o cuanto menos no sean descalificaciones baratas por parte de nadie y el voto se dirija en base a las soluciones propuestas por cualquiera de los partidos, se podrá decir que estaremos en algo parecido a una democracia con políticos, y no con payasos y funambulistas. Por desgracia ni ellos ni nosotros queremos, porque ¿acaso las luces del circo y sus forzudos no son más entretenidas que los grises datos, propuestas y teorías?

Se me olvidaba, por lo que he dicho antes de los derechos: Los derechos de cada uno nacen de los deberes e imposiciones que se hacen a los demás para preservarlos, y por tanto para preservar los derechos de los demás tenemos una serie de obligaciones para con ellos. Por ello no se puede educar a nadie solo enseñándole sus derechos, y diciéndole que tiene derecho a tal o a cual, porque él/ella tiene derechos en tanto en cuanto otros tienen obligaciones para con el/ella, Y TAMBIÉN A LA INVERSA. Si esto no se comprende, no hay derechos que valgan. Y por acabar con un tema de actualidad que es de actualidad porque lo ha ensalzado el circo mediático, ya que en realidad no afectaría en la vida a nadie. ¿Puede un simio comprender sus obligaciones penales, por ejemplo? ¿lo puede hacer alguien que solo ha sido educado en el libertinaje (que no libertad) y por tanto solo cree que existen sus derechos que nacen por obra y gracia del espíritu santo? Eso

Perdón por el tostón, si nadie ha llegado hasta aquí lo comprenderé.

miércoles, abril 12, 2006

Exijo una satisfacción

Para que digan que la justicia no funciona

¡¡Esto es una afrenta, te voy a denunciar!!. De seguir así es la primera frase que dirán vuestros hijos. Antes que papá y mamá. Y os matarán con motosierras en llamas. Bueno eso no. Pero lo otro si. O tampoco, pero... Joder, que es una figura retórica y punto. Que haber, que lo que quería decir es (A.k.a. "de lo que quería quejarme es") que parece que ahora todo honor se ha de preservar a costa de la libertad de expresión y en nombre de la tolerancia.

Pues mire usted, no se han estado metiendo de hostias mis antepasados, los antepasados de los USA, de los franceses, de los ingleses (estos bebedores de té menos, aunque también) y de Perry Mason para esto. Lo hicieron para que nadie pudiera censurar en nombre del respeto la publicación de unas caricaturas (sin gracia, por cierto) , que alguien diga que la SGAE es solo ganamos algunos euros (y queremos muchos más) sin que les cierren una página, que alguien diga que Adrien Brody tiene una nariz como la estación espacial y le metan en la cárcel por antisemita (aún no ha pasado, pero todo se andará), que tal o cual anuncio ofende a tal o cual colectivo (generalmente feministas de las que tiran espuma por la boca, tienen más pelos en las piernas que yo, y que no se quejan del anuncio de Saimaza o de los de Breil) o para que no veten el último documental que emitió la 2 porque dañaba el honor y la consideración pública del elefante marino de las islas Ryuukyu.

No, no y no. El respeto es una norma que se auto impone uno mismo, y la descalificación barata en realidad solo demuestra quien es quien lo hace. Si yo ahora a alguien por la calle le llamo jilipollas retrasado, el que demuestra ser un jilipollas soy yo. Por eso, si esa persona fuese inteligente lo único que podría pensar es que yo soy tremendamente retrasado o simplemente que por mis venas no corren las sustancias que deberían hacerlo. Si esa persona se siente ofendida por mi demostración de estulticia, es el quien demuestra ponerse a la altura a la que yo me he rebajado insultándole sin motivo y sin fundamento.

El respeto por tanto está sujeto al grado de integridad y de conocimiento de una persona, porque no le puedes exigir respeto a un submongoloide que no sepa lo que es, y si se lo exiges es que realmente tú también eres un submongoloide. Lo peor de todo es que ahora lo que se lleva es que cuando alguien se siente ofendido no ya porque se le/la haya insultado, sino porque al pasar por su lado le has mirado mal o has hecho un chiste que el/ella ha interpretado como que puede hacer referencia a él, en vez de considerarse a este sujeto como a un paranoico enfermizo, se le apoya socialmente para que con la cabeza gacha debas de ahincarte de rodillas delante suyo y rezar setenta y siente padrenuestros como penitencia.

Es síntoma de una sociedad enferma el hacer caso a prehumanos que solo quieren llamar la atención y a paranoicos que mejor estarían en un cotolengo descubriendo que los alienígenas de Ganímedes conspiran contra ellos desde que descubrieron que las palomitas se hinchaban para hacer que él/ella se atragantasen con mayor facilidad porque son los únicos que pueden detener la invasión.



domingo, abril 09, 2006

Que civilizados que somos, cari.

Cuentan, dicen, comentan, rumorean, gracia monumental, que allá a principios del siglo pasado (joé que bien queda decir eso), es decir, allá por mil novecientos y poco, en una cárcel (o similar) de una colonia británica, se les daba a los pobres presos para comer una comida subhumana: Arroz integral. Personalmente pienso que es subhumano tratar de hacer un arroz al estilo tradicional del litoral con el arroz integral, ya que la textura queda demasiado áspera y sobre todo no absorbe los sabores, pero no es ese el caso.

Una noble y bien educada damisela, viendo que los presos comían esa comida digna de harapientos y subdesarrollados, luchó y defendió el que se les diera arroz blanco. Ellos eran civilizados, y en nombre de la civilización había que darles comida civilizada.
Claro, lo que ella no esperaba es que al poco los presos comenzasen a enfermar y a caer presas de múltiples enfermedades derivadas del raquitismo. La civilización le impidió ver que el limpiado y pulido del arroz le elimina su mayor fuente de fibra, vitaminas y sobre todo proteinas, que no es que abunden demasiado ya en el integral.

Y no, este post (¿Por qué decir post queda menos pedante y más informal que decir artículo, que suena rimbombante y de alguien que se quiere dar grandes aires de importancia siendo un capullo?) no está dedicado a alabar las virtudes del arroz integral frente al blanco, como ya he dicho más débil para guisos y similares pero de mayor consistencia para ensaladas tibias y acompañamiento. Su intención es otra que ni yo se cual es.


Y he aquí al arroz integral

Prohibido plagiar o hacer obras derivadas sin permiso. Prohibida su distribución comercial (¿realmente alguien podría sacar dinero de esto?) sin permiso.
I'm myself and I approve this message.